POLITICA A UN MES DE LA ULTIMA VEZ QUE FUE VISTO EL JOVEN

Masiva marcha por Maldonado reclamó la renuncia de Bullrich

El hermano del artesano dijo ayer en Plaza de Mayo que “el Estado sigue negando su desaparición y parece negar su propia existencia”. Hubo un fuerte operativo de seguridad.

PERFIL COMPLETO

Multitud. Según afirmaron los organizadores, hubo más de 200 mil personas ayer en la Plaza de Mayo entre agrupaciones de izquierda, organismos de derechos humanos, militantes kirchneristas y familias sin encuadramiento partidario alguno.
Multitud. Según afirmaron los organizadores, hubo más de 200 mil personas ayer en la Plaza de Mayo entre agrupaciones de izquierda, organismos de derechos humanos, militantes kirchneristas y familias sin encuadramiento partidario alguno. Foto:Sergio Piemonte
Una multitudinaria manifestación elevó ayer el reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven artesano que está hoy en el centro de la mirada pública porque ayer se cumplió un mes desde su presunta desaparición forzada. La gran mayoría de los que se movilizaron no dudan de la responsabilidad del Estado, de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y de su jefe de Gabinete, Pablo Noceti. Los familiares de Maldonado, únicos oradores del acto, reclamaron que la ministra dé un paso al costado.

“No está extraviado, está desaparecido”, dijo Ernestina Pais pasadas las 17 desde el palco, al leer un documento que dio inicio al acto en Plaza de Mayo. Luego comenzaron los acordes de Onda Vaga, una de las bandas que tocaron en la previa. Dos horas antes ya empezaban a formarse las columnas partidarias, de organizaciones sociales, sindicales y de organismos de derechos humanos.
También llegaban parejas y familias sin encuadramiento partidario, que confluyeron en el acto hasta superar las 200 mil personas, según los organizadores. La convocatoria alcanzó niveles comparables con las conmemoraciones por el 24 de marzo y superó la marcha contra el 2x1, con la diferencia de que en este caso se alcanzó un acuerdo para que hubiera un solo acto, con el apoyo de todos los sectores.
En torno a la plaza se desplegó un fuerte operativo de seguridad. Cada referencia al Gobierno fue acompañada con silbidos. Además del pedido por el joven, se escucharon insultos hacia Mauricio Macri, Bullrich y la comparación de la gestión de Cambiemos con la dictadura. A diferencia de la primera marcha por Maldonado, el 10 de agosto, ayer hubo mayor presencia de dirigentes políticos y banderas que identificaban a las organizaciones.

Alrededor del palco, cuando la banda Arbolito tocaba su set, cerca de las 18, llegaron las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que se sumaron a dirigentes políticos como Victoria Donda, Nicolás del Caño, Vilma Ripoll y Néstor Pitrola. Un poco más tarde llegaron referentes kirchneristas como Daniel Filmus, Hugo Yasky y Horacio Pietragalla, de HIJOS. También estuvieron presentes referentes mapuches, como Moira Millán, de la comunidad Pillan Imauiz, con carteles contra los magnates Lewis y Benetton.

Un hermano de Santiago, Germán Maldonado, leyó un poema y contó que el joven artesano “viajó para aprender y cosechó muchísimas amistades”. Junto a ellos estaban, entre otros, Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas y Taty Almeida, símbolos de la lucha contra la dictadura. El discurso más fuerte fue el de su hermano Sergio, quien ha oficiado de vocero de la familia e interlocutor con la Justicia. “El Estado sigue negando su desaparición y parece que niega su propia existencia”, denunció, antes de decir que “lo único que hicieron fue cuestionar a Santiago y su familia”.
Luego, apuntó con fuerza contra Bullrich al declarar: “Fuimos maltratados por la señora ministra, que ha demostrado no estar capacitada para su puesto”. En este punto se escucharon cantos con el pedido de su renuncia, al que se sumó el de Sergio, quien dijo que debe “dar un paso al costado y dejar a una persona realmente capacitada”. Otra vez tronaron los cantos contra la funcionaria: “Que se vaya, que se vaya”.

Unidad sin antecedentes
El caso Santiago Maldonado logró un hecho sin antecedentes. Un amplio espectro de organizaciones de derechos humanos, divididas desde hace años por su postura frente al kirchnerismo, acordaron realizar un acto unitario. Ni la conmemoración del 24 de marzo ni la protesta contra el 2x1 habían superado esta “grieta”. De hecho, durante la primera marcha a Plaza de Mayo por Maldonado, el 10 de agosto pasado, el palco fue organizado por Abuelas, Hijos, el Cels y otras organizaciones.
Un hermano de Santiago, Sergio, marchó en aquella oportunidad con Encuentro Memoria Verdad y Justicia, que incluye a organizaciones vinculadas a la izquierda y la izquierda popular, que se opusieron al último gobierno. Luego accedió al palco, donde dio un discurso. Sergio fue una figura clave para lograr un acto conjunto.