POLITICA ENTREVISTA A URTUBEY

“Massa, a lo sumo, conducirá el peronismo de Buenos Aires”

El salteño minimiza las legislativas del año que viene y la trascendencia de la provincia de Buenos Aires.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes Foto:Pablo Temes

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, apuesta a convertirse en líder del peronismo de cara a las elecciones presidenciales de 2019. Minimiza las legislativas del año que viene y la trascendencia de la provincia de Buenos Aires. Critica a Roberto Lavagna, por apuntar a la política económica del Gobierno, y al PJ, por no asumir la derrota.

—Si Sergio Massa gana en 2017, ¿se convierte en el líder del peronismo?
—Habría que preguntarle primero a Massa si quiere trabajar en el peronismo. Y segundo, no me prendo en esa lógica tan lineal de que Buenos Aires conduce la Argentina. A lo sumo conducirá el peronismo de Buenos Aires, si es que los bonaerenses quieren. Ningún gobernador de la provincia de Buenos Aires fue presidente de la Nación. Nunca. El ejemplo es la historia.

—¿Cómo está el PJ?
—Estamos en una situación de crisis muy difícil. Todavía no pareciera haber una luz de esperanza en el corto plazo. No elaboramos el duelo. No asumimos que la gente eligió otra alternativa y no a nosotros.

—¿Y cómo se asume?
—Entendiendo que no es la gente que se equivocó, sino que fuimos nosotros. Le trasladamos nuestra incapacidad a la gente, diciendo que fue la que no entendió. Nuestra oferta electoral no era buena. Hay que asumir eso y tratar de hacer algo distinto. Si insistimos con la misma gente, por qué vamos a esperar un resultado distinto.

—¿Cristina Kirchner puede ganar una elección en Buenos Aires?
—Daría la sensación de que no.

—¿Cómo hará usted para posicionarse electoralmente siendo que no compite en 2017?
—Porque justamente en 2017 no hay una elección nacional. Acá el año que viene ganará alguien en San Juan, Salta, Tierra del Fuego, Buenos Aires. Y vamos a caer en la misma tendencia natural de pensar que la elección bonaerense es la nacional. Vamos a poner todas las fichas ahí, pero después sus candidatos pierden.

—Algunos lo miran a usted con desconfianza porque no es crítico de Macri.
—Algunos dirigentes sí. Lo que quieren los dirigentes es trabajar el posicionamiento personal. Pero la gente quiere otra cosa.

—¿Este es un modelo económico de los 90 o de la dictadura, como dijo Roberto Lavagna?
—Es un disparate lo que dice Lavagna. Los que tuvieron responsabilidades de gobierno como la que tuvo él deben darse cuenta de que hay que aportar a la Argentina. Cuando llegue la discusión electoral, que lo planteen. Pero no puede desconocer que frente a la situación actual tenemos dos caminos: la emisión o la hiperinflación, o un camino de responsabilidad. Pretender boicotear eso es infantil.

—¿Cómo lo ve a Florencio Randazzo?
—Es un gran dirigente, con formación, con buena voluntad, pero obviamente tiene que elegir lo que quiere hacer.

—¿Qué pasa si el Gobierno pierde la elección de medio término?
—El peronismo puede ganar la elección en la Argentina. ¿Pero qué pasa si, aun sin ganar la elección, mejora su composición legislativa? La lectura en una elección legislativa es muy parcial.