POLITICA FRENTE RENOVADOR

Massa apura a su equipo para pelear en el interior

Mezcló dirigentes nuevos con otros del PJ tradicional. Serán los verdaderos operadores de las negociaciones.

Foto:Marcelo M. Abbate
Detrás de las apariencias de campaña norteamericana, con contacto directo con el ciudadano a través de las redes sociales y el uso de la tecnología, Sergio Massa conformó un grupo de armadores políticos, surgidos de la política más tradicional, que buscarán garantizarle al líder del Frente Renovador la estructura y los acuerdos necesarios para competir en la próxima elección presidencial.
“Ustedes son los únicos autorizados a llevar adelante la campaña territorial”, les dijo Massa a los 15 dirigentes encabezados por el jefe de campaña, Juan José Alvarez, que el jueves se reunieron en Tigre para avanzar en la organización de la estructura hacia 2015.
El objetivo del diputado es tener un armado que hasta ahora se estaba haciendo de manera desordenada, y terminar con las peleas internas en los distintos territorios para poder aglutinar a la mayor cantidad de dirigentes posibles. “Necesitábamos orden y coordinación. La idea es que todo el que quiera participar del Frente Renovador y trabajar para Massa pueda hacerlo, sin peleas en los distritos con dirigentes y sin que los dirigentes locales quieran dejar afuera a nadie”, explicó uno de los armadores. Y agregó: “después, los que quieran ser candidatos, deberán ir a internas”.
Del armado participan intendentes jóvenes como Gabriel Katopodis (San Martín) y José Eseverri (Olavarría), e históricos dirigentes como Graciela Camaño, Antonio Richilo, Baldomero “Cacho” Alvarez y Dámaso Larraburu. “Es la dosis justa de juventud y experiencia”, dicen en el Frente Renovador, donde argumentan que la “vieja política” es un pilar para el armado.
Los 15 dirigentes se dividieron el interior (cada uno se encargará de tres provincias), el armado bonaerense, la logística proselitista, la tarea legislativa, y la relación con los radicales (Mario Meoni).
El apuro no sólo tiene que ver con la campaña presidencial, sino también con poder competir en las elecciones a gobernador que se concretarán antes de la elección nacional. Un caso es Salta, en donde el massismo ayudará al senador Juan Carlos Romero en la pelea por la gobernación hoy en manos de Juan Manuel Urtubey. Allí el Frente Renovador colaborará con el acercamiento de sectores con los que el salteño aún no cuenta y la figura de Massa puede aglutinar. La elección salteña convocada para abril y mayo (primarias y generales) será el primer sondeo en el interior para el diputado, quien debe demostrar que las encuestas que lo ubican primero son ciertas. Por ello, en la segunda quincena de julio, cuando finalice el Mundial, Massa pisará el suelo salteño y se mostrará con Romero.
Antes de oficializar su candidatura presidencial, el tigrense también recorrerá Jujuy y participará de un encuentro con jóvenes cordobeses el 19 de julio.

Rosario Ayerdi