POLITICA RELANZAMIENTO EN VELEZ

Massa ratificó su candidatura con críticas a Macri y Scioli

Al gobernador lo calificó de “lorito servil” de la Rosada. Al candidato del PRO lo asoció con el “ajuste” y le pronosticó un final “en helicóptero”. Y prometió “barrer” a los “ñoquis” de La Cámpora. 

Foto:Pablo Cuarterolo

Sergio Massa debió dejar la renovación de lado por un rato y recurrir a los actos de la “vieja política” para demostrar que aún sigue en la carrera presidencial. Micros, banderas partidarias y parrillas improvisadas con choripanes y hamburguesas coparon por la tarde el barrio de Villa Luro de Capital Federal.

Ayer a las 19, y faltando una hora para que el candidato del Frente Renovador se subiera a las tablas, una cancha de Vélez repleta bailaba al ritmo de la banda platense Los Totora. Paraguas y pilotos en las primeras filas cubrían de la lluvia a los invitados, mientras que los afiches y banderas en las tribunas populares se convirtieron en cobertores del mal tiempo. 

El grupo Los Palmeras llevó la cumbia de “Massa presidente”. Mientras sonaba, ingresaban al estadio sus hijos Tomás y Milagros. Para ese entonces, la lluvia ya había parado.

También en la previa al discurso, se emitieron dos videos: En el primero, varios dirigentes radicales le enviaron su apoyo y otro de José Manuel de la Sota, con quien acaba de cerrar un acuerdo electoral.

Malena Massa, encargada de organizar el acto, acompañó hasta el escenario al candidato, quien ingresó con una lluvia de papeles celestes y blancos y banderas argentinas.

“Les voy a contar un secreto: voy a ser presidente porque me da asco la corrupción”, fue la frase que lanzó Massa luego de entonar el Himno. Minutos después, el tigrense apuntó, sin nombrarlos, contra sus competidores, Daniel Scioli y Mauricio Macri.
“Quieren dividir a la Argentina en dos veredas, quieren plantearnos que el camino es seguir como estamos sin ningún cambio, que no hay inflación, que no hay pobreza, que no hay inseguridad. Y vemos al más servil lorito que repite y repite lo que le dicen desde la Rosada”, así se dirigió el diputado contra el gobernador bonaerense. Y continuó: “Nos quieren convencer de que la otra vereda es la vereda del pasado, volver al ajuste, al helicóptero. No quiero que el camino de la Argentina vuelva al ajuste, a la Alianza, a los 90”, disparó en referencia a Macri.

También arremetió contra la agrupación que lidera el hijo presidencial, Máximo Kirchner. “Voy a barrer a los ñoquis de La Cámpora que nos quieren dejar como parásitos cuando lleguemos al Estado”.

Massa reiteró ayer su fuerte discurso contra la Justicia y contra el juego. “Quiero jueces independientes, no militantes. Quiero jueces que nos ayuden a terminar con este drama de la puerta giratoria”, sostuvo y pidió la ley de derribo: “No tengamos miedo de voltear en el espacio aéreo a quienes vienen a matar a nuestros hijos con el narcotráfico”, apuntó.

Massa necesitaba relanzar su campaña tras el envión que logró Macri gracias a su alizanza con la UCR y la victoria en las primarias de la Ciudad de Buenos Aires.

Al cerrar el acto, el diputado convocó “a peronistas, radicales, socialistas y dirigentes de partidos provinciales a que por una vez nos saquemos de encima la camiseta de los partidos y nos pongamos la celeste y blanca”. La pantalla transmitía el eslogan “El cambio justo”. Es precisamente en estos días y a partir del acto de Vélez que sus estrategas esperan un cambio en la campaña que lo vuelva a posicionar como favorito en la pelea presidencial y derribar los rumores sobre su posible competencia como gobernador de la provincia.



Rosario Ayerdi