POLITICA

Massa resiste el pedido de empresarios de bajarse de la disputa presidencial

Los intendentes del Frente Renovador escucharon a los “patrones” del juego pedir que su líder compita por la Gobernación,

Foto:Gentileza Prensa Frente Renovador

La escena de los intendentes del Frente Renovador y distintos actores del juego transcurrió en el restaurante de cocina Italiana La Stampa, en la ciudad de Buenos Aires.

El motivo del almuerzo fue que los hombres más cercanos a Sergio Massa le transmitieran al candidato presidencial la conveniencia de bajar su postulación y que se decida finalmente a jugar en el territorio bonaerense. Este es el mismo mensaje que viene resistiendo el diputado nacional desde hace poco más de un mes y que llega desde diferentes sectores empresariales y políticos.

El miércoles, mientras comían pastas, los empresarios Daniel Mautone, Daniel Angelici y operadores de Codere insistieron con que Massa tiene un gran futuro. Resaltaron que su juventud le permitiría pelear la presidencia más adelante y que sería conveniente que compita por la Gobernación.

Escuchaban esto los intendentes Joaquín de la Torre (San Miguel), Luis Andreotti (San Fernando) y José Eseverri (Olavarría). La respuesta por parte de los jefes comunales fue inmediata: no habría nada de qué convencer al tigrense, ya que no evalúa bajarse de la carrera. Con ironía, los alcaldes invitaron a los comensales a participar del acto del 1º de Mayo en Vélez, donde se hará el lanzamiento formal de Massa por la presidencia.
No fue el único mensaje que los empresarios del juego le enviaron, ya que también se mostraron preocupados por la propuesta de Massa de estatizar el juego.

La frase del candidato “necesitamos un país con más educación y menos timba” fue motivo de queja en el almuerzo por parte del sector de los bingueros que pidieron que no se escale mediáticamente con el tema.

Federico de Achával, socio del empresario de juego más importante del país, Cristóbal López, tampoco perdió la oportunidad de sugerirle al intendente de Pilar, Humberto Zúccaro, la opción de que el diputado compitiera por la sucesión de Daniel Scioli.

Otras invitaciones. El 14 de marzo, día en que en la convención radical se aprobaba la alianza con Mauricio Macri, el operador de Techint, Luis Betnaza, compartía un viaje por Estados Unidos con varios massistas. Aquel día, el empresario celebró este acuerdo frente a De la Torre, Adrián Pérez (diputado del FR) y Gustavo Zavallo (precandidato a gobernador de Entre Ríos). El escenario aquel mostraba a un Massa cayendo en las encuestas y debilitado por la pérdida de dirigentes como el senador santafesino Carlos Reutemann y el intendente de San isidro, Gustavo Posse. Fue en el país del norte donde Betnaza les recomendó que comenzaran a sugerirle al diputado que apueste a una pelea segura como la de la provincia de Buenos Aires.

El propio Massa escuchó los mismos mensajes. Desde el entorno del líder del Frente Renovador aseguran que empresarios como Aldrey Iglesias (el marplatense que apadrina a Scioli) y Juan José Aranguren (que dejará la presidencia de Shell el 30 de junio y se espera que oficialice su desembarco en el PRO) le hicieron la propuesta de abandonar sus aspiraciones presidenciales.

Desde el propio macrismo, el encargado de llevar el mensaje es Emilio Monzó, el operador se reúne con el intendente de Junín, Mario Meoni y le muestra números en los que posiciona al Frente Renovador afuera del ballottage que definirá el próximo presidente.
Massa resiste y ordena a su tropa desestimar cualquier posibilidad de dejar la competencia nacional. El próximo 1° de mayo planea reunir a más de 70 mil personas y desde el escenario demostrar que su candidatura presidencial sigue en pie.

Mientras tanto, avanza en el acuerdo electoral con los peronistas disidentes Adolfo Rodríguez Saá y José Manuel de la Sota, con quien ayer se fotografió y acordó apoyar para las elecciones provinciales del 5 de julio en Córdoba a las candidaturas de Juan Schiaretti y Olga Riutort, ex esposa de De la Sota.



Rosario Ayerdi