POLITICA

Máximo prepara su candidatura y otra aparición

Tras el acto en Argentinos Juniors, el líder de La Cámpora sueña con proyectos forestales y edilicios para Río Gallegos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Desde Santa Cruz
Tras su discurso en el estadio de Argentinos Juniors, Máximo Kirchner ya prepara su próxima aparición política, que podría ser en Río Gallegos.

Desde el entorno del hijo presidencial aseguran que hace al menos un año a esta parte mantiene consultas con personas de diferentes ámbitos. “Quiere saber lo que piensa la calle”, dicen. En los últimos meses ha intensificado las reuniones en la inmobiliaria donde trabaja –San Felice Sancho & Asociados– en el centro de Río Gallegos. Máximo posee allí una oficina, la misma en la que solía trabajar su padre muchos años atrás.

En Río Gallegos dan por descontado que su destino político es la intendencia. Para la oposición local, la aparición de Máximo en el estadio Diego Armando Maradona tampoco pasó inadvertida. Héctor Roquel, actual diputado radical y ex intendente por dos períodos de la capital santacruceña, dijo que al hijo presidencial le asiste el derecho a competir como a cualquier ciudadano. Roquel posee –según las últimas encuestas– una imagen positiva superior al 60% y muchos creen que será “el rival a vencer”. Sin embargo, en Río Gallegos existe ley de lemas, es decir, los votos del total del partido se trasladan al candidato que más obtiene; lo que podría aumentar las chances de Máximo.

Sobre las características de una posible gestión municipal, Máximo tiene dos obsesiones: los espacios verdes, al igual que su madre, y las edificaciones públicas, un sello de todas las administraciones de Néstor Kirchner. De hecho siguió de cerca las gestiones que hizo el intendente kirchnerista Raúl Cantín por las cien cuadras de pavimentación de calles para Río Gallegos, los gimnasios municipales que se están construyendo –el último lo había hecho su padre cuando era intendente- y el natatorio público que se construye en el barrio APAP, a pocas cuadras de su casa. Todas con fondos nacionales.

También le gustan las plantas y sueña con forestar la capital, una empresa difícil en una ciudad escasa de árboles y parques. De hecho, las viviendas de Procrear vendrían –por su sugerencia– con el césped incluido. También se desarrolla la puesta en valor de la laguna Ortiz, proyecto en el que trabaja –a pedido de Máximo– el ingeniero Carlos Albrieu, actual diputado por el pueblo y uno de los dos integrantes de La Cámpora en la Legislatura provincial. La última semana arribaron 25 mil especies arbóreas de un total de 100 mil que serán plantadas con el apoyo de otro camporista, el presidente del INTA Francisco Anglesio.

El equipo técnico de este último –como anticipó PERFIL– será el que utilizará Máximo si decide, como todos creen, ser candidato a intendente. Mientras, los integrantes de La Cámpora que encabezan los organismos nacionales con sede en Santa Cruz ponen sus fichas en un Máximo intendente que cobije a la tropa ante una posible derrota nacional y en un escenario de resistencia política hasta 2019.



Pablo Manuel