POLITICA ANTE LA JUSTICIA


Menem y su ex no coinciden en quienes mataron a su hijo

El acusó a el grupo Hezbollah, pero Zulema señaló que “no dijo toda la verdad” y que se trató de un atentado narcoterrorista.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc
El ex presidente Carlos Saúl Menem declaró ayer ante el juez federal de San Nicolás Carlos Villafuerte Ruso, que su hijo fue asesinado por el grupo político armado libanés Hezbollah. Lo hizo a través de un escrito y evitó contestar preguntas preparadas por su ex mujer. Fue también acompañado por su hija Zulema y su abogado, Omar Daer.
Disconforme, su ex esposa Zulema Yoma despotricó en las puertas del Senado, donde se realizó la atípica audiencia. Afirmó que Menem no había dicho “toda la verdad” y habló de una audiencia “tensa”. Además, indicó que para ella la muerte de Carlos Saúl Menem (hijo), en 1995 junto al corredor Silvio Oltra, fue un atentado “narcoterrorista”. Su abogado, Juan Labaké, había preparado unas 21 preguntas que, indicaron, Menem no respondió.
“No se explayó como corresponde ante las preguntas que yo le quise hacer”, resumió Zulema. En el escrito, difundido por Télam, Menem indicó que la muerte de su hijo fue un atentado del Hezbollah y que la información fue ratificada por servicios de inteligencia extranjeros. También declaró que el entonces canciller Di Tella le recomendó “por voluntad propia que no decidiera ninguna represalia o respuesta política porque nuestro país era considerado un blanco elegido para nuevos atentados”.
El letrado patrocinante de su ex mujer, Labaké, había sido quien firmó el escrito, por el cual el propio Menem indicaba que sabía “quién, cómo y por qué” asesinó a su hijo. Allí indicó también que no los podía revelar “debido a que son secreto de Estado y los conoció estrictamente” en su “condición de presidente de la Nación”. E hizo notar que adoptó igual conducta en “el caso de los juicios por encubrimiento”.
Este texto motivó la declaración concretada ayer. Dado el patrocinio de Labaké, no era de esperar que Menem terminara vinculando al Hezbollah, aliado libanés de Irán, en la muerte de su hijo. El abogado es un activo defensor público de la posición contraria a la participación del país persa en los dos atentados. También patrocinó, durante el primer juicio por la AMIA, a Kanoore Edul, un hombre de origen sirio que había sido vinculado al ataque. Era la llamada “pista siria” que fue presuntamente desviada, por intervención de Munir Menem, hermano de Carlos, según se intenta probar en el juicio por encubrimiento en curso en el que también Menem es juzgado.
También es una persona cercana a la mezquita de flores donde trabajaba Yussuf Khalil, hasta ser denunciado por Alberto Nisman.
“Me parece un disparate lo del Hezbollah, un invento y una irresponsabilidad”, evaluó Labaké tras la atípica audiencia judicial en el Senado.
Junto a Zulema Yoma, avisó que podrían llegar a denunciar a Menem por “falso testimonio”.

Aurelio Tomas