POLITICA TIRONEO ELECTORAL

Michetti no quiere ser candidata a vice de Macri y dice que se siente “apretada”

La senadora le comunicará su decisión de no acompañarlo en una fórmula en los próximos días. Quiere ser jefa de Gobierno. Tensión dentro del PRO para contenerla.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Gabriela Michetti está dispuesta a jugar a fondo: cuando se reúna con Mauricio Macri en los próximos días, no sólo le dirá que prefiere ir por la Jefatura de Gobierno antes que acompañarlo en la fórmula como vicepresidenta sino que ella es “la mejor elección” del macrismo para la Ciudad.
Ayer ambos se cruzaron en Santa Fe, y Macri apenas deslizó, escueto, que decidirá “un poco más adelante” quién será su candidato a sucederlo. Michetti estaba a pocos metros de distancia. Participaron junto a la plana mayor del PRO en la presentación de la nueva sede de la Fundación Pensar, la “usina” de ideas macristas.
La tensión entre las dos máximas figuras del PRO llegó a su clímax luego de que el jefe de Gobierno porteño se convenció de que debía llevar un vice “amarillo” como ella y que, sin dudas, la senadora es quien más le suma.

Según las encuestas que atesoran en el gobierno porteño, “entre cuatro y cinco puntos” le aportaría Michetti como vice, aunque el dato central es que casi la mitad de aquellos que votan a Macri prefiere que el compañero de fórmula sea del PRO, contra poco más del 20% que opta por un radical, según un trabajo encargado por Jaime Duran Barba, el asesor estrella. Cerca de la senadora aseguran: “Gabriela nunca vio ni un focus group ni una encuesta que sea determinante” en este sentido.

En la reunión que mantendrá con el ex presidente de Boca, Michetti jugará varias cartas. En primer lugar, que su imagen supera a la de Horacio Rodríguez Larreta y que ella podría ser la garantía de una holgada victoria en la Ciudad que le sume a la candidatura presidencial un triunfo previo a las PASO. En especial tras el lanzamiento de Martín Lousteau, el ex ministro de Economía K, que jugará con el socialismo y la Coalición Cívica, quien –sostienen los michettistas– podría complicar la elección del jefe de Gabinete porteño. “Mide más de diez puntos en imagen que Horacio y en intención de voto casi cinco más”, le dice a PERFIL un legislador amigo de la senadora.

A nivel nacional, le expresará a Macri que el PRO debe “ampliarse” más allá de una fórmula sólo de macristas, entre otras cuestiones para garantizarse gobernabilidad y mostrarse generoso con espacios como la UCR. “Gabi está muy firme en su posición de ser jefa de Gobierno. Aún no tuvo la charla con Mauricio, pero siente que la están apretando, y eso lo único que hace es fortalecer la posición de ser candidata en la Ciudad”, afirma un funcionario de alto rango que trabaja con ella.
Por su lado, el jefe de Gobierno ya les adelantó a sus colaboradores que necesita un compañero de fórmula con quien sentirse cómodo y, aunque está de acuerdo en ir a una interna contra Ernesto Sanz o Julio Cobos, no quiere un radical como vice.
¿Qué pasará en el encuentro entre Macri y Michetti? ¿La convencerá? Nadie aventura una ruptura. Los michettistas aseguran que el líder del PRO habilitará a la senadora a competir para ser jefa de Gobierno o no será candidata a nada y se quedará en el Senado. Otras voces afirman que Michetti no tiene espacio para decirle “no” a Macri nuevamente, tras negarse a “saltar” a la Provincia de Buenos Aires en 2013.



Ezequiel Spillman