POLITICA

Milani: de hombre fuerte de los servicios de Inteligencia a la seguridad privada

Había comenzado a armar una consultora. Se lo vincula a la empresa Star Group, dueña de Todomoda. En la firma dijeron que “no está en la nómina de nuestros empleados”.

PERFIL COMPLETO

Foto:twitter: Mili_delatorre

César Milani reapareció el lunes en el acto de asunción del nuevo jefe del Ejército, Diego Luis Suñer, que se realizó en el Regimiento de Infantería Nº 1 Patricios. Se había mantenido fuera de la escena pública desde que Cristina Kirchner lo desplazó tras su acercamiento al entonces candidato a presdiente Daniel Scioli. El acto fue encabezado por el actual ministro de Defensa, Julio Martínez.

Acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad durante la dictadura, Milani renunció a su cargo antes de que arrancara la campaña electoral para la sucesión de Cristina Kirchner, en junio del año pasado. Fuera de escena desde que abandonó el Edificio Libertador, Milani dedicó su tiempo a armar una consultora en materia de seguridad privada, según confiaron a PERFIL fuentes del sector. Algunos lo vinculan con la empresa Blue Star Group, dueña de Todomoda e Isadora, pero desde la compañía dijeron a este diario que “Milani no está en la nómina de nuestros empleados”.

Blue Star Group pertenece a Martín Castelli, un empresario que supo ser aliado al ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y que voló en la misión comercial a Angola, que fue noticia por el cotillón “anti Clarín” que derivó en una causa judicial. La empresa, tiene más de 500 locales en el país.

Una fuente del Ministerio de Defensa relató a PERFIL que existe una regla no escrita en el Ejército por la que todos los jefes que pasan a retiro siguen como asesores y complementan así su haber jubilatorio. Eso está contemplado en el artículo 62 del Estatuto del Ejército, pero Milani nunca lo pidió. Quizás porque la  actividad privada podía resultarle una mejor opción.
 

Suñer no es amigo de Milani, aunque fue promovido a general de brigada por el kirchnerismo al mismo tiempo que el ex jefe del Ejército. El resto de las autoridades de armas trabajaron en conjunto con Milani, pero no tienen ni tuvieron vínculos personales.  Se trata de jefes respetados en el ámbito de las Fuerzas Armadas, según supo PERFIL

Estuvo al frente del Ejército durante dos años. Y fue defendido por el kirchnerismo más de una vez. El ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por ejemplo, dijo en reiteradas oportunidades que si hubieran encontrado una mancha en su legajo no lo hubieran promovido para el cargo. El mismo habló cuando dejó el cargo: “Hay una campaña en contra mío y en contra de la Presidenta”, dijo. Y agregó: ”Tengo la conciencia tranquila”.  

El hombre que CFK había elegido para conducir el Ejército también era acusado por organismos de derechos humanos de hacer inteligencia interior, algo que está prohibido por la ley de seguridad interior.

 

Las causas en su contra se cocinan a fuego lento

El militar César Milani es investigado en La Rioja por la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo, un conscripto que en 1976 estaba bajo su mando. El juez nunca llamó al ex jefe del Ejército a indagatoria. Y no se sabe si lo hará. Hay otros testigos que dicen haber sido privados de su libertad por Milani. Por ahora, las causas están “estancadas”. Milani aseguró que cuando terminara su peregrinar por la Justicia hablaría con más precisión sobre lo que se lo acusa. Por ahora, tiene dos defensores oficiales. La Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán ordenó el año pasado al juez Daniel Bejas que citara a declarar a Milani por la causa Ledo. Pero el juez todavía no se pronunció. La familia Ledo sostiene que hay elementos suficientes para que el ex jefe del Ejército sea condenado por la desaparición del soldado. Sin embargo, antes de ser siquiera imputado debe ser llamado a indagatoria. Todos los pedidos hasta el momento han sido desestimados por el magistrado a cargo.



Mariano Confalonieri