POLITICA DISCURSO EN CAMPO DE MAYO

Milani pide a los agentes de Inteligencia compromiso con el “proyecto nacional”

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Los efectivos de inteligencia del Ejército, unos 1200 hombres y mujeres que están distribuidos a lo largo y ancho del país en 36 unidades específicas del área, deben estar comprometidos con “un proyecto nacional”. Al menos ese objetivo les marcó el jefe del Ejército y director General de Inteligencia, el teniente general César Milani, durante un acto en Campo de Mayo donde trazó las líneas centrales de su propuesta.

La directiva fue dada el pasado 14 de noviembre, en Campo de Mayo, durante un festivo acto por el día de la Tropa Técnica de Inteligencia, minutos antes compartir un “vino de honor”. También había exhortado a sus soldados a ser “participes y no espectadores” de la historia Argentina. Las palabras de Milani, a las cuales tuvo acceso PERFIL,

No habían pasado ni cinco meses de su asunción como jefe del Ejército y Milani ya había inaugurado dos nuevas secciones de Inteligencia, una en localidad salteña de Tartagal y otra en Esquel, en la cordillera chubutense.
Con esas dos nuevas secciones, la red de de inteligencia de Milani garantiza su presencia en Jujuy, Salta, La Rioja, Corrientes, Misiones, Chaco, Formosa, Mendoza, San Juan, Neuquén, Río Negro, Chubut, Río Gallegos, Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires, incluso en la Ciudad de Buenos Aires.

Presupuesto. En 2014 la fuerza tendrá una partida destinada a la inteligencia que supera los $431 millones, 98 millones más que los asignados para este año y casi el 75% de lo que recibe el Ministerio de Defensa para esos menesteres. Según el senador radical Gerardo Morales, “Milani tiene a su cargo el aparato de inteligencia más importante del país”. Incluso dijo que es mayor que el de la Secretaría de Inteligencia, “porque los espías de la SIDE se han convertido en gordos ricos”.

En su discurso del día de la Tropa Técnica de Inteligencia, Milani aseguró que “el objetivo es claro: debemos ser una herramienta ágil, moderna y eficiente tanto en el campo de combate como en el apoyo a nuestros compatriotas en casos de desastres naturales. Pero fundamentalmente volveremos a ser una institución protagonista y comprometida con un proyecto nacional”. Antes había señalado que hay que sacar “a la inteligencia militar de un estado de adormecimiento y prescindencia, para darle el rol activo y protagónico que desempeña actualmente”.

Discurso. Erguido frente a su tropa, el jefe del Ejército destacó el apoyo a las “fuerzas de seguridad en lo que respecta a la vigilancia y control de la frontera, de acuerdo con la expresa directiva de nuestra Presidenta, en lo que se denomina “fortalecimiento de la Operación Fortín II”, dentro del denominado Escudo Norte. En esa “misión tan importantes”, continuó el general, “la inteligencia militar tiene un rol protagónico de apoyo a las fuerzas de tarea y equipos de combate desplegados en el terreno, proporcionándoles la información necesaria para que puedan planificar y ejecutar eficazmente sus patrullas”. Justamente, el mes pasado, el Gobierno destinó para el ejército una partida 1.325 millones de pesos adicionales para el operativo Escudo Norte.

Las áreas de inteligencia, según Milani, actuarán “en apoyo a la emergencia”. Así lo hizo durante las inundaciones en La Plata y en la erupción del volcán Copahue, en Neuquén.

Antes de invocar a San Juan Apóstol, patrono de la especialidad de Inteligencia, el general Milani les dijo a sus soldados: “Somos una institución fundadora de la República, eso nos obliga a ser protagonistas y no espectadores, como lo hemos sido a lo largo de nuestra historia”.



Fernando Oz