POLITICA CRIMENES DE LESA HUMANIDAD

Milani quedó preso por secuestros y torturas durante la última dictadura

Fue indagado por un juez federal y quedó alojado en una cárcel de La Rioja. Le fue negada la excarcelación por considerar que puede obstruir la investigación y fugarse.

Declaraciones. Ayer presentó un escrito en La Rioja y quedó detenido. El año pasado fue a Comodoro Py por enriquecimiento ilícito.
Declaraciones. Ayer presentó un escrito en La Rioja y quedó detenido. El año pasado fue a Comodoro Py por enriquecimiento ilícito. Foto:CAPTURA DE VIDEO y Cedoc
El ex jefe del Ejército César Milani quedó detenido ayer  en La Rioja, acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar. Milani fue promovido a teniente general por la ex presidenta Cristina Kirchner, quien también lo nombró al frente del Ejército, con el aval de más de la mitad de los senadores nacionales, en diciembre de 2013.

El militar fue indagado ayer durante varias horas por el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena, por los secuestros de Pedro y Ramón Olivera (padre e hijo) y de Verónica Ligia Matta, entre 1976 y 1977. Los tres sufrieron tormentos. Milani, en esa época, era un subteniente de 21 años que se desempeñaba en el Batallón de Ingenieros 141. Ayer presentó un escrito de varias páginas y dijo, en líneas generales, que no había participado en ninguno de esos hechos.

Piedrabuena le mostró las pruebas que hay en su contra y le comunicó que quedaba detenido con prisión preventiva hasta la resolución de su situación procesal. La defensa del militar presentó un recurso de excarcelación que fue rechazado. Está en un pabellón del Servicio Penitenciario riojano, junto a represores que están condenados.
El juez consideró que el ex jefe del Ejército tiene recursos para obstaculizar la investigación, que está en etapa de prueba, y que puede fugarse, por lo que ordenó que quede tras las rejas. Paradojas del destino: el militar quedó alojado en el mismo lugar en el que estuvieron las víctimas que lo acusan.

Tanto la querella como el fiscal general de Córdoba, Alberto Lozada, dijeron a PERFIL que hay suficientes elementos para que Piedrabuena ordene su procesamiento y para que siga preso hasta el juicio oral.

“Esto debió haberse hecho antes, pero la defensa de Milani interpuso tantas nulidades que demoró el procedimiento”, explicó Lozada. Por su parte, Adriana Mercado Luna, una de las abogadas de Olivera y Matta, especificó a PERFIL que hubo dos pedidos de indagatoria previos, en 2015 y el año pasado, que quedaron en la nada como consecuencia del accionar del juez, que dio lugar a los recursos de la defensa.

La primera denuncia contra el ex jefe del Ejército quedó asentada en la Conadep de La Rioja en 1984. La realizó el hijo de Olivera, Ramón. Con las leyes de obediencia debida y punto final, la investigación no avanzó. En 2013, cuando Milani fue propuesto para el más alto cargo del Ejército, Olivera lo reconoció en una foto y lo denunció otra vez. En paralelo se lo acusó por la desaparición de un conscripto en Tucumán, Alberto Ledo. Por esa otra causa, el juez Fernando Poviña tiene que resolver su situación en pocos días.
En La Rioja, en tanto, Piedrabuena tomará tres declaraciones indagatorias más vinculadas a las causas por las que quedó detenida Milani. Dos serán este lunes y martes, y otra el 10 de marzo. Después de eso, el magistrado resolverá si lo procesa o no.

La abogada del militar, Mariana Barbitta, dijo que pedirán en Córdoba la libertad bajo caución y opinó que la detención del teniente general es una medida para distraer a la opinión pública de “lo del Correo y los jubilados”.