POLITICA POLÉMICA

Gerardo Milman asegura que el protocolo antipiquetes "se aplicó" en las protestas

El secretario de Seguridad Interior señaló que los cinco minutos de tolerancia previo al desalojo fueron "una expresión" de Patricia Bullrich.

Foto:Telam

El secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, insistió en que el gobierno aplicó el protocolo antipiquetes en las protestas realizadas ayer por gremios estatales. Además, manifestó que "no hubo ningún acceso a la ciudad de Buenos Aires que fuera interrumpido".

El funcionario sostuvo que lo mismo ocurrió en "rutas nacionales, puentes que unen una provincia con otra y autopistas".

El segundo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, opinó sobre las declaraciones de su superior, quien había advertido que a los manifestantes "les vamos a dar cinco minutos, les vamos a decir que se vayan por las buenas y se van o los sacamos".

"Los cinco minutos no figuran en el protocolo", destacó el secretario de Seguridad Interior, y explicó que se trató de "una expresión respecto de que es algo rápido, algo dinámico, para no tener a los ciudadanos cuatro, cinco, seis horas detenidos".

Milman aclaró que, como las provincias no han cedido a la Nación la facultad y el poder de policía, "lo que nosotros podemos hacer es trabajar sobre las fuerzas federales". "¿Dónde tienen competencia las fuerzas federales? En las rutas nacionales, puentes que unen una provincia con otra y autopistas que también unen distintas provincias", planteó.

A modo de ejemplo, el funcionario sostuvo que ayer "no hubo ningún acceso a la ciudad de Buenos Aires que fuera interrumpido". "Yo tengo los videos del puente La Noria, del puente Pueyrredón, de la autopista Panamericana, de la autopista Riccheri, de la Illia y de la Buenos Aires - La Plata. Nosotros hicimos un operativo preventivo", indicó.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, también habló sobre el tema y afirmó que "no se deben criminalizar" las protestas sociales y advirtió que cuando fueron reprimidas "el corolario puede ser como en diciembre de 2001, con 30 muertos en Argentina, tres en la provincia".

Por eso, pidió "agotar todas las vías para poder llegar al diálogo y al consenso y no a situaciones de violencia que pongan en riesgo la integridad física de quien hace un reclamo o protesta".



Redacción de Perfil.com