POLITICA CAUSA RÍO TURBIO

El fiscal Moldes pidió la detención de Julio De Vido

El letrado de la Cámara Federal porteña calificó al exministro K como el “gran tramoyista de las inversiones de la obra pública” y solicitó a los camaristas que hagan lugar al pedido del fiscal Stornelli.

Julio De Vido
Julio De Vido Foto:Cedoc

El fiscal de la Cámara Federal porteña, Germán Moldes, sostuvo este viernes el dictamen donde se insistió con la detención del ex ministro de Planificación Julio De Vido, a quien calificó en su escrito como el "gran tramoyista de las inversiones de la obra pública", y advirtió que está "parapetado" en el Congreso Nacional con fueros parlamentarios.

En su planteo ante la Sala II de la Cámara, Moldes sostuvo el recurso del fiscal Carlos Stornelli, quien había insistido en cuestionar el fallo del juez Luis Rodríguez a la hora de no hacer lugar a los planteos de detención de De Vido y otra treintena de imputados por sobreprecios en la reactivación de la mina de Río Turbio en Santa Cruz.

Para Moldes, "no hace falta saber leer debajo del agua para entender que el único de los imputados que hoy puede considerarse en posesión de vinculaciones con 'el poder público y sus influencias' se llama Julio M. de Vido, hoy parapetado tras la protección que le brindan sus fueros parlamentarios". 

Precisamente por eso Moldes le pidió a los jueces de la Cámara Federal Eduardo Farah, Martín Irurzun y -eventualmente- Luis Bruglia, que hagan lugar al planteo de Stornelli, que investiga una defraudación de casi 265 millones de pesos destinados a la reactivación de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

La Cámara Federal tiene audiencia para el próximo 3 de octubre para analizar esta presentación, a la que se sumarán las objeciones de la treintena de imputados.

Stornelli había pedido a principios de julio la detención y desafuero de De Vido y el arresto de los demás sospechosos con el fin de interrogarlos, pero Rodríguez lo rechazó, a raíz de lo cual la Cámara Federal -con el voto del juez Irurzun- llamó a tener otros criterios a la hora de evaluar la detención de los involucrados en las causas de corrupción, y no solo la eventualidad de un peligro de fuga y un entorpecimiento a la investigación.

Lo hizo en una resolución donde Farah no estuvo de acuerdo y por lo tanto hubo que convocar a Bruglia, camarista de la Sala I, que apoyó con sus fundamentos la posición de apurar las indagatorias.

Rodríguez, entonces, decidió ponerles una caución real (fianza) a los involucrados para mantenerlos en libertad, prohibirles la salida del país y establecer que vayan a tribunales periódicamente para demostrar que están a derecho. Y ordenó las indagatorias que finalizarán el 28 de noviembre, con la declaración de De Vido.