POLITICA


Molina, el "cura drogón", dice que nunca propuso la "despenalización o la legalización" de las drogas

El titular de la Sedronar pidió cumplir el fallo de la Corte Suprema que ordena no criminalizar a los consumidores. La historia detrás de su curioso apodo.

El responsable de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, el cura Juan Carlos Molina.
El responsable de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, el cura Juan Carlos Molina.
Foto:Telam

El titular de la Secretaría antidrogas, el cura Juan Carlos Molina, ratificó hoy que "nunca" propuso la "despenalización o la legalización" de los estupefacientes. El sacerdote reconoció que lo llaman “el cura drogón” pero que ese apelativo más que molestarle, “le hace reír”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El responsable de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) fue recibido ayer por el papa Francisco en el Vaticano, tras lo cual dijo que el sumo pontífice advirtió que hay que "tener cuidado" al hablar de "legalización".

Esta mañana, tras ponderar el intercambio sobre "violencia institucional" y criminalización del adicto que mantuvo con el Papa, el sacerdote ratificó: "Yo no hablé nunca de despenalización ni de legalización. Nunca, no estamos preparados para eso como país".

Y aclaró: "Cuando yo hablo de la no criminalización estoy diciendo: pongamos en la legalidad lo que hoy ya es legal por un fallo de la Corte Suprema. Lo que hoy es jurisprudencia hagámoslo legal, lo cual permite que no haya abusos, que no haya zona liberada, que haya prontitud de los expedientes y en la forma de manejarse la Justicia".

Molina contó que en la última fiesta Creamfields, realizada el fin de semana pasado en Buenos Aires, repartió agua para evitar que quienes estaban bajo los efectos de diversas sustancias se deshidrataran. Molina explicó que lo que le aconseja a cada joven que encuentra en situación de riesgo es que "no chupe, no se drogue y que ni siquiera fume tabaco", pero admitió que en una fiesta electrónica de esa índole no puede exhortar a un joven, en principio, a no consumir, sino trabajar la "reducción de daño" como facilitarle agua para que no se deshidrate.

En diálogo con radio La Red, el cura enfatizó: "¿Qué le voy a decir a un pibe de la Creamfields: 'No consumas'? Si sabemos que desde hace 20 años ahí adentro los pibes consumen pastillas. Tengo que evitar que se me mueran y trabajar la reducción de daño y llegar a que no consuman y que tenga un proyecto de vida”.

Por haber repartido agua en Creamfields, admitió que muchos lo llaman el "cura drogón": "Ya me lo dijeron y me hacen reír y está muy bien", expresó y, con humor, relató: "A veces, cuando no me dicen estas cosas, los extraño, me digo: ¿qué está pasando?. Tengo a dos o tres (personas) que me matan en el 'Twitter', entonces digo: 'si estos no me hablaron quiere decir que no llegó el mensaje."

“Como secretario de Estado tengo que escuchar a todos: así como escucho a las 'madres del paco', que no quieren la criminalización, otras madres quieren que los metamos presos a los chicos porque no saben qué hacer (con ellos)", completó.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Juan Carlos Molina
  • Sedronar
  • fiesta Creamfields
  • el cura drogón