POLITICA EL PLAN PARA EL PARLAMENTO

Monzó, el hombre del PRO para presidir una Cámara baja opositora

El armador político de Macri tendrá la dura tarea de buscar consensos en Diputados en la que estará la cúpula de La Cámpora en su totalidad.

PERFIL COMPLETO

Foto:Agustin Marcarian

“Del armado político hablá con Emilio”. La frase de Mauricio Macri se repitió durante años. Consciente de que el poder del próximo gobierno nacional tendrá que dirimirse en el Congreso, Macri adelantó ayer que, de ser presidente, su armador político y ministro de Gobierno, Emilio Monzó, será quien maneje la Cámara de Diputados.

Monzó tendrá la dura tarea de buscar consensos en una Cámara baja que tendrá, entre otros, a Máximo Kirchner, Axel Kicillof, “Wado” de Pedro y Andrés “el Cuervo” Larroque, la cúpula de La Cámpora en su totalidad. “Mauricio necesita un hombre fuerte en Diputados y decidió también enviar un mensaje hacia la política: que hablen con Emilio”, destacó uno de los armadores del macrismo.

De ganar Cambiemos tendrá que batallar con tres niveles: la propia articulación con diputados del frente (radicales y Coalición Cívica), con los aliados kirchneristas que quedaron huérfanos y los independientes (socialistas y de partidos provinciales) y, finalmente, con los peronistas.

Emilio se va a sentar con los peronistas. ¿Cómo pensás que están después de 12 años de kirchnerismo? Están para jugar”, opina un diputado del PRO. En principio, el actual ministro iba a quedarse con la cartera de Interior, pero quedó tercero en la lista de diputados nacionales por la Provincia.

Entre otros pergaminos, Monzó fue quien ideó el pase al territorio bonaerense de María Eugenia Vidal, quien impulsó el acuerdo con la UCR y quien, hasta último momento, intentó cerrar con Sergio Massa. También es quien tendió los primeros puentes con Elisa Carrió, cuando la chaqueña era resistida en el macrismo y pocos creían en el vínculo que hoy tiene con el líder del espacio.

En estos días, Monzó ocupa su agenda en el Norte, donde trabaja con los fiscales y dirigentes territoriales para intentar repetir la exitosa experiencia de octubre. Además, tuvo una satisfacción personal: sus dos asesores que jugaron como candidatos a intendentes, Nicolás Ducoté (Pilar) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero) lograron ganarle a viejos caciques peronistas. Además, el joven cordobés Nicolás Massot y los bonaerenses Marcelo Daletto y Sebastián García de Lucca lograron entrar como diputados.



E.S.