POLITICA JEFE DE DIPUTADOS

Monzó recompuso con Macri pero quedó afuera del armado electoral

“Voy a tener más tiempo para mi familia”, ironizó el titular de la cámara baja. fue relegado en la campaña por sus críticas a la falta de política territorial del oficialismo

Monzo
Monzo Foto:Cedoc

“Ahora voy a tener más tiempo para viajar con mi familia”. Emilio Monzó suele reírse, en privado, de su futuro en el macrismo. Tras sus críticas a la gestión y a la “falta de política territorial”, reveladas en PERFIL, en estos días de cierre de listas el titular de la Cámara de Diputados está tranquilo: el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al igual que el influyente Carlos Grosso abandonaron la idea de sacarlo del control del Congreso y, a la vez, logró recomponer su vínculo personal con el presidente Macri, tras acompañarlo en su último viaje por Asia. 

Por ahora, su rol será el de seguir manejando las relaciones con la oposición en el Congreso para garantizar gobernabilidad. Pocos pueden hacerlo en el oficialismo

A diferencia de 2015, Monzó ya no tendrá la lapicera, en especial en la provincia de Buenos Aires. “Hoy somos un grupo interno más”, confía una fuente cercana al diputado. Así y todo, esta semana se reunió con Peña. Allí hablaron de las candidaturas y Monzó ensayó seis nombres, cuatro legisladores provinciales y dos nacionales.

Aunque lo pensó inicialmente, decidió no pedir por su mujer, Karen Sánchez Zabala, quien además de tener un vínculo personal con Juliana Awada, conoce muy bien al Gobierno. Como abogada, trabajó muy cerca de una de las voces que ayudaron a construir el PRO y hoy sigue siendo de las más escuchadas por el Presidente. El sur los une todos los fines de año. Y hoy, regresado de Singapur, se dispone a poner el pie en las listas. 

La familia ocupa un rol fundamental en la vida de Monzó. El jueves dejó sus reuniones temprano: Karen cumplía años. El fin de semana pasado se fue con sus tres hijas (Clara, Dolores y Mercedes) a Cafayate, en Salta, a descansar. 

La buena, y nueva, sintonía con Peña también llegó a la Provincia: tras los chispazos que cruzaron 2016, mejoró su vínculo con el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai (quien festejó ayer su cumpleaños 40 en un bar de Palermo con cien invitados VIP). Acaso por ello, el fin de semana pasado Salvai rió fuerte cuando vio las camisetas de La Manada, la agrupación macrista que lleva la cara de María Eugenia Vidal como “la leona”. El grupo lo animan el hermano del titular de Diputados, el senador provincial Gabriel Monzó junto al diputado Marcelo Daletto. La semana pasada lanzaron la primera “edición limitada” de 300 remeras. Hoy, en un nuevo timbreo, estrenarán otras 300. 

Así las cosas, Monzó se refugia en su grupo de leales más íntimo: Nicolás Massot (jefe del bloque del PRO), Sebastián García de Luca (viceministro del Interior), Guillermo 
Bardón (secretario general de Diputados), la diputada Silvia Lospenatto y Daletto. 

Pero no son todas buenas. En la Casa Rosada hay quienes alientan el desplazamiento de Massot como jefe de bloque desde diciembre con el recambio legislativo y, los más atrevidos, también deslizaron la salida de García de Luca de Interior. El intendente de Vicente López, Jorge Macri, ya se anotó. Es más: prepara su desembarco en Balcarce 50 para después de las primarias. El ministro del área, Rogelio Frigerio, se resiste. No quiere saber nada con firmar licitaciones que haya iniciado el primo del Presidente.