POLITICA CONTRADICCIONES

Morales repudió la represión policial en una universidad jujeña: "Es una vergüenza"

El gobernador se refirió al episodio en el cual efectivos de la fuerza ingresaron a la institución educativa sin una orden de allanamiento, tras el llamado de vecinos por "ruidos molestos".

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy.
Gerardo Morales, gobernador de Jujuy. Foto:Cedoc

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, repudió hoy el ingreso de policías en la Universidad Nacional durante un festejo de estudiantes, dos de los cuales fueron detenidos, y calificó como una "vergüenza" el episodio. Además, envió sus "disculpas" a los "compañeros" aprehendidos y reveló que dispuso "la separación de los responsables" para llegar "hasta las últimas consecuencias".

"Repudio la incursión de la Policía en la Facultad de Ciencias Agrarias, dispuse la separación de los responsables y llegaré al fondo del tema", indicó el mandatario provincial en redes sociales. Al mismo tiempo manifestó la "solidaridad activa" de su administración "para reparar el daño producido por el accionar policial"

En ese contexto pidió "disculpas a los compañeros detenidos" y agregó: "Nunca desde que militaba en Franja Morada ingresó la Policía Provincial en la Universidad". "Es una vergüenza que pase en mi Gobierno", consideró.

Uno de los universitarios detenidos, Joaquín Quispe, quien preside el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias, detalló en su perfil de Facebook que una vez en la comisaría donde se lo llevaron, un oficial le puso la rodilla en su espalda y empezó a asfixiarlo, levantándolo "constantemente del cuello con su brazo, esto en presencia de al menos otros tres agentes más". 

"Cuando el agente notó que yo no podía soportar más la asfixia me arrojó al suelo, al cual caí de cabeza lesionándome la frente sin poder poner las manos por lo que me encontraba esposado", acotó y señaló que en "el suelo el agente colocó su rodilla entre mis muñecas, para lesionarme con las esposas"

Tras este incidente, el viernes la Universidad Nacional de Jujuy, que encabeza el rector Rodolfo Tecchi, cuestionó duramente la "detención ilegal" de los jóvenes y advirtió que se trató de un "atropello" de la fuerza policial. "La actividad de bienvenida organizada tenía autorización de la Facultad de Ciencias Agrarias" y es "una más de las tantas actividades que se realizan desde la creación de esta Casa de Estudios", expresaron.

Por su parte y desde la oposición, el jefe del Partido Justicialista, José Luis Gioja, precisó que fue "aberrante" lo que sucedió en la institución y sostuvo que en Cambiemos "se están pasando por las partes más íntimas lo que otrora defendían". Y completó: "Lo grave es que eso haya ocurrido, y en una provincia que está sospechada de un montón de cosas que tienen que ver con violar leyes y la Constitución, no respetar los derechos humanos, y con procedimientos que están reñidos con la institucionalidad". 

El presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical, Mario Fiad, también señaló su "amplio repudio" al incidente y el "renovado compromiso centenario, de ser un partido político que está al servicio de las libertades y la plena vigencia de los derechos".

Desde el Ministerio de Seguridad de Jujuy se difundió el viernes un comunicado en el que se  aseguró que la Policía acudió convocada por "llamados de vecinos" que se quejaron por los "ruidos molestos" y los estudiantes "no contaban con ningún permiso",  según consignó la agencia DyN.