POLITICA ESCáNDALO PREVISIONAL

Leopoldo Moreau y Emilio Monzó casi terminan a las piñas en medio del debate

El diputado kirchnerista se insultó con el jefe de la Cámara. Tuvieron que separarlo

Diputados de la oposición increparon a Emilio Monzó
Diputados de la oposición increparon a Emilio Monzó Foto:captura

El diputado kirchnerista Leopoldo Moreau casi termina a las piñas con el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, en medio de la escandalosa sesión en la que el oficialismo no pudo aprobar el ajuste a los haberes jubilatorios.

La oposición le reclamaba a Monzó que levantara la sesión: le mostraban cartuchos de balas de goma con las que la Gendarmería había reprimido en la puerta del Congreso, mientras denunciaba la presencia de diputados "truchos" que aún no habían jurado. El dirigente de Cambiemos se negaba a hacerlo y les pedía que vuelvan a sus bancas.

La tensión llegó al punto que varios diputados comenzaron a insultarlo y Moreau lo insultó hasta pedirle que baje para agarrarse a las trompadas. Hubo manotazos, pero ambos fueron frenados por sus pares.

A Monzó le recriminaban a los gritos que nadie había pedido la prórroga de 15 minutos para iniciar la sesión y le hablaban de "diputruchos", ya que el kirchnerismo denunció que Cambiemos logró llegar al quórum sentando en el recinto a diputados que aún no juraron.

El debate continuó con cada vez más tensión. Cuando la discusión ya no llegaba a ninguna parte, Graciela Camaño le dijo al oficialismo que desista, ya que no tenía los votos necesarios.

Elisa Carrió recogió el guante ante el clima de tensión y reclamó que se levante la sesión, a la que calificó de "escandalosa". "Vamos a ganar la votación, será esta semana o la otra, la vamos a ganar", bramó Lilita.