POLITICA UN HECHO, DOS INFORMES

Muerte de Nisman: las cinco contradicciones de las pericias

La investigación volvió a sacudirse tras la filtración de supuestas conclusiones de los peritos de la Gendarmería.

PERFIL publica el estudio elaborado por los peritos de Sandra Arroyo Salgado, con los fundamentos que la llevaron a afirmar que se trató de un asesinato.
PERFIL publica el estudio elaborado por los peritos de Sandra Arroyo Salgado, con los fundamentos que la llevaron a afirmar que se trató de un asesinato. Foto:Cedoc
La investigación sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman volvió a sacudirse tras la filtración de supuestas conclusiones de los peritos de la Gendarmería, que deben determinar si el fiscal de la causa AMIA fue asesinado, se suicidó o fue inducido al suicidio. Según las teorías casi finales de los expertos de esa fuerza, habría sido asesinado por dos personas. Lo confirmaron fuentes directas del caso.

La teoría de los gendarmes quedó grabada en un video realizado el miércoles, cuando los expertos de la fuerza y de las partes hicieron sus exposiciones en la réplica del baño de Nisman. Ahora, los peritos deben volcar por escrito sus conclusiones y debatir entre todos para realizar un informe final, que la Justicia federal espera tener entre jueves y viernes de la semana próxima. 

En el mismo contexto, una junta médica realizada por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia, determinó en 2015 que no había elementos para sostener la presencia de terceros en la escena de la muerte. Las tareas de recolección de pruebas y análisis de manchas de sangre habían sido realizadas por expertos de la Policía Federal. 

Ante este contraste de hipótesis, qué dicen ambos informes. 

Gendarmería:

-Según trascendió esta semana, y fuentes del caso sostuvieron a PERFIL ayer, los peritos de la Gendarmería ubicarían la muerte del fiscal durante la madrugada del domingo, es decir entre las 2 y 3 de la mañana, unas cinco o seis horas antes de la hora dada por los perito del cuerpo médico. 

-El miércoles durante la recreación del momento de la muerte de Nisman, los expertos de la fuerza habrían determinado que el fiscal fue “asesinado” por dos personas. Una de ellas lo habría sostenido mientras otra le disparaba en la cabeza. 

-La interpretación de las pericias sobre el arma fueron totalmente distintas. En este caso, los gendarmes sostendrían que ante la ausencia de “partículas características de residuos de disparo” en la mano de Nisman, el arma tuvo que ser activada por un tercero. Como la mano estaba ensangrentada, argumentan que un tercero sostuvo la mano derecha del fiscal para ejecutar el disparo.

-El jueves, trascendió que uno de los elementos que convence a los expertos de Gendarmería de la teoría del homicidio es supuestamente la ausencia de huellas dactilares en el departamento, a excepción de las de Nisman. 
 
 -La ketamina fue un supuesto hallazgo de la Gendarmería, que los peritos del Cuerpo Médico no registraron. Sobre los golpes en la cara y el cuerpo, creen que fueron provocados por los agresores para reducir a Nisman y luego matarlo.

Cuerpo Médico

-En un informe de 200 páginas, los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia habían determinado que la muerte de Nisman ocurrió entre las 8 de la mañana del domingo y las 12 del mediodía de ese día. El fiscal fue hallado ese domingo por la noche.

-Los expertos no pudieron probar la presencia de terceros en la escena de la muerte de Nisman. No fueron concluyentes, pero en base a las pruebas recolectadas por la Policía  Federal en el lugar, no pudieron asegurarlo.

-Una de las razones de sus conclusiones fue las circunstancias alrededor del arma cuyo disparo causó la muerte del fiscal. Para los peritos fue hallada debajo del hombro izquierdo del cuerpo de Nisman. Dijeron que “no se hallaron partículas características de residuos de disparo” en la mano derecha del fiscal, ya que  las pericias dieron que de los tres elementos necesarios para afirmar la presencia de pólvora, sólo fueron hallados dos. Por eso, no descartaron el suicidio y sostuvieron que la sangre podría haber barrido ese componente. 

-Las huellas dactilares son otro elemento de disenso entre los expertos. Los peritos de la Federal registraron huellas de Nisman, de su madre y de Lagomarsino (en una taza). También se habla de la huella de una empleada doméstica. Esto los llevó a sostener que no hubo “limpieza” de la escena.

-No se halló ketamina en los estudios del cuerpo. Los golpes se atribuyeron a la caída del cuerpo tras el disparo.






E. Delfino / P. Blanco