POLITICA LAS 10 NOTICIAS DEL 2013


Nelson Castro hace el diagnóstico final de la salud de Cristina en 2013

CFK se operó de un hematoma subdural crónico. El periodista especializado analiza los desafíos que deberá encarar. Fotos


Foto:DyN

“Fueron momentos difíciles, no los voy a negar, porque ir a un examen de rutina cardiológico y de repente te dicen que te tenés que operar de la cabeza… la capocha es la capocha”, fueron las primeras palabras que dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al reaparecer públicamente en un video casero, tras de 45 días de reposo luego de la operación a la que tuvo que someterse el 8 de octubre.

El primer parte oficial difundido por el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, y firmado por la Unidad Médica Presidencial, daba cuenta que Cristina recibió una recomendación de "un mes de reposo" por parte de sus médicos oficiales y de la Fundación Favaloro, donde permaneció más de ocho horas internada y se le realizaron estudios cardiovasculares y neurológicos.

Según Scoccimarro la Presidenta había sufrido "un traumatismo de cráneo el 12 de agosto" (un día después de las elecciones primarias).

En ese momento se le realizó "una tomografía de cerebro con resultado normal y que posteriormente no presentó síntomas", el cual no fue informado entonces a la prensa. Asimismo se informó que la Jefa de Estado concurrió a la institución médica para sumar un "estudio cardiovascular por una arritmia", con un cuadro de cefalea.

Tras los análisis correspondientes se diagnóstico "colección subdural crónica", lo que motivó la indicación del reposo por 30 días. Días después, en un nuevo control, los médicos decidieron que era necesario intervenir quirúrgicamente a la mandataria, luego de que sintiera un leve “cosquilleo en su brazo izquierdo”, síntoma compatible con el hematoma subdural.

Cientos de militantes acompañaron en los alrededores de la Fundación Favaloro con decenas de carteles que rezaban “Fuerza Cristina” en apoyo a la mandataria. “La operación ha sido un éxito” señaló el vocero presidencial después de la operación.

Una semana después, CFK recibió el alta para poder irse a Olivos, pero mantuvo un estricto reposo de 45 días, lo que la dejó fuera de la escena pública durante las elecciones de octubre.

El 18 de noviembre la mandataria publicó a través de las redes sociales el video de su regreso en donde agradeció todos los mensajes de apoyo y rompió el luto con una camisa blanca.

Dos días después, con una Casa Rosada colmada de militantes, CFK volvió a sus funciones para tomarle juramento a los nuevos ministros. Sin embargo, aunque retomó sus actividades continúa alejada de la escena pública. Es el flamante jefe de Gabinete, Jorge Capitanich quien comunica todas las mañanas las políticas del gobierno Nacional.

Los desafíos de Cristina. “Los desafíos de la presidenta son dos: uno es la lipotimia, que puede producirle una sensación de mareos que la puede hacer trastabillar o desvanecerse y golpearse, y obviamente la persona que ha sufrido un hematoma subdural crónico queda con una fragilidad capilar que la expone a repetir el cuadro; y el otro tema importante es el estrés, porque es un factor de riesgo para los pacientes que han sido sometidos a una operación por un hematoma subdural crónico” explicó a Perfil.com el periodista y médico Nelson Castro.

“Entonces es importante que Cristina enfoque o tenga una manera distinta de afrontar la gestión y de hecho en eso están trabajando los médicos, está trabajando el psicólogo y por eso todo este aislamiento de la escena pública que la presidenta está manifestando”, agregó Castro.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • La salud de Cristina
  • CFK
  • Repaso 2013
  • hematoma subdural crónico