POLITICA A CASI 2 AÑOS

Reapareció Arroyo Salgado y reafirmó que "Nisman fue asesinado"

La madre de la hijas del fiscal dijo "Los peritos oficiales no se animaron a decir que fue un suicidio".

Jueza Sandra Arroyo Salgado.
Jueza Sandra Arroyo Salgado. Foto: Captura TV

La jueza federal de San Isidro y madre de las dos hijas del fallecido fiscal Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, afirmó este domingo que le "preocupa que se desvíen los recursos humanos y logísticos necesarios para la investigación" en "denuncias penales" como la realizada contra la ex fiscal Viviana Fein y el ex secretario de Seguridad Sergio Berni.

La magistrada contó, en diálogo con La Cornisa, que se comunicó con Berni, la noche en que fue hallado sin vida el fiscal. "Le dije que había un arma, que a este hombre lo mataron y le pedí que no se hiciera la autopsia sin que la familia pueda nombrar un perito de partes y el me respondió que me quedara tranquila que transmitía el pedido", relató.

Arroyo Salgado reiteró que Nisman fue "víctima de un asesinato", y retrucó: "Los peritos oficiales no se animaron a decir que fue un suicidio". "Nuestros peritos han afirmado en el expediente que el padre de mis hijas fue víctima de un asesinato. Esto ya se encuentra probado en el expediente", manifestó.

Respecto a las denuncias contra la ex fiscal Viviana Fein y el ex secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni, señaló: "Lamento que desviemos energías, que se concentren en investigar. No quiero darles ese ejemplo a mis hijas, nosotros no somos personas vengativas".

Berni y Fein están siendo investigados por la supuesta alteración de la "escena del crimen" cuando asistieron al departamento de Puerto Madero donde murió el fiscal.

Por otra parte, Arroyo Salgado relató que "no" asistió a un encuentro al que la habría convocado la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner el 18 de febrero de 2015, el mismo día que se realizó la marcha de los fiscales en reclamo del esclarecimiento de la muerte del fiscal de la causa AMIA, ya que "no quería" que la usaran junto a sus hijas "con fines políticos". "Recibí un llamado de un abogado, que no entiendo si era un interlocutor válido o un vocero de ella (CFK), planteándonos de recibirnos el 18 de febrero de 2015, que era el día que se convocaba a la marcha de fiscales. Me parecía que era un poco elegido deliberadamente. No quería que nos usen con fines políticos", enfatizó.

Por último, se refirió a varios hechos sospechosos sucedidos tras la muerte de Nisman: "Trataron de asustarnos y silenciarnos. Hubo muchos episodios confusos. Trataron de ensuciar nuestra imagen y generar un escándalo alrededor nuestro", lamentó.