POLITICA

Nisman | Nuevas dudas sobre los peritajes del arma y la mano del fiscal

Ricardo Sáenz argumentó que la ausencia de partículas de pólvora apuntan a un homicidio. Un nuevo informe demostraría lo contrario.

Foto:Cedoc

Ricardo Sáenz dictaminó que el fiscal Alberto Nisman fue "víctima del delito de homicidio". Sus argumentos: los estudios periciales realizados sobre las manos de Nisman y sobre el arma.

El fiscal general de la Cámara del Crimen explicó que los estudios "descartan que la sangre podría haber arrastrado las partículas de residuos de disparo". Y argumentó que las pericias sobre el arma que produjo la muerte de Nisman "siempre deja residuos de disparo (deflagración) aún después de 20 horas de disparada, mientras que en las manos de la víctima no se encontró ninguna partícula característica de deflagración". Estos dos puntos lo llevan a concluir que lo que ocurrió fue un homicidio.

El barrido electrónico a la pistola calibre .22 que le provocó la muerte al extitular de la UFI-AMIA dio positivo en todos los exámenes posteriores realizados, a pesar de que no se encontró pólvora en las manos de Nisman. Este tema es una de las diferencias centrales entre la visión de la fiscal Viviana Fein, a cargo de la investigación, y la de Sandra Arroyo Salgado, exesposa del difunto fiscal y querellante en nombre de sus hijas.

Peritos involucrados en la causa, en diálogo con Perfil.com, desestimaron la apreciación del fiscal general sobre la falta de partículas en la mano de Nisman. En relación a los resultados del informe, una fuente ligada a la investigación reveló que "no dio negativo, en absoluto", sino que "el resultado fue positivo y que es un grave error decir que en las manos no había restos". Este dato será presentado en las próximas semanas.

"Nisman tenía partículas en las manos, asi se reveló en el informe de Salta, pero hay diferentes interpretaciones", remarcó uno de los especialistas. La fuente consultada señaló que el hecho de que el resultado sea positivo "no quiere decir que Nisman tiró, ya que puede ser que se tocó el arma o que se estuvo cerca".

El último informe de la pericia de Salta concluyó que "sobre las muestras colectadas después de cada disparo se hallaron partículas características y consistentes con residuos de disparo de arma de fuego". "Los resultados no dicen si fue suicidio u homicidio. El resultado positivo dice que disparó, que estuvo cerca o que tocó el arma", explican fuentes cercanas a la causa y remarcan: "Estamos hablando de partículas que miden entre 0 y 5 micrones, que vuelan, caen en la mano. Nisman tenía mucha sangre en las manos y claro que esto puede ser de interferencia".

En contraposición, el licenciado en Criminalística, Roberto Locles, explicó a Perfil.com que "en las tres oportunidades que se disparó el arma se comprobó que siempre que dispara deja restos de material fulminante tales como plomo, antimonio y bario".

"Esos tres metales tienen que estar presentes, porque si no están, no es disparo sino contaminación. En este caso particular, en la mano de Nisman no había ninguno", expresó. Y remarcó: "La pericia de Salta demuestra que él no se disparó. El resultado es determinante por la forma y la cantidad de veces que se hizo".

Coincidente con esta última postura, la licenciada en Criminalística Olga Fernández Chávez, detalló a este portal que los resultados de las pericias sobre la mano y el barrido electrónico "no son vinculantes pero son un punto importante".

"El tema con la deflagación es que puede dar un falso positivo, porque si vos tocas a un alguien que disparó te puede dar pequeñas partículas. Lo que no puede dar un falso negativo", aseguró.

Lo que dice Sáenz es correcto pero yo evaluaría otras cosas más como ser la mancha de sangre en la bacha del baño, un hematoma que tendría en la pierna, y demás cosas que no se aclaran", expresó Fernández Chávez.

(*) De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)