POLITICA UNA INVESTIGACIÓN CON ALTO IMPACTO POLITICO

Nisman: tensión entre la Justicia y el Gobierno por las filtraciones

El juez y el fiscal esperan un informe de 500 páginas en el que los peritos de Gendarmería sostendrían que al fiscal lo asesinaron dos personas. Ya se pidió la reconstrucción de la muerte.

Recreaciones. A través de maquetas virtuales los peritos de las partes ensayaron distintas hipótesis de cómo murió el fiscal. La primera, implicaría la presencia de un solo agresor. La segunda muestra la teoría del suicidio con Nisman de pie y la proyección de la sangre. La tercera, la teoría del suicidio con Nisman de rodillas.
Recreaciones. A través de maquetas virtuales los peritos de las partes ensayaron distintas hipótesis de cómo murió el fiscal. La primera, implicaría la presencia de un solo agresor. La segunda muestra la teoría del suicidio con Nisman de pie y la proyección de la sangre. La tercera, la teoría del suicidio con Nisman de rodillas. Foto:Cedoc Perfil

La investigación sobre la muerte de Alberto Nisman volvió a sacudirse esta semana tras la filtración de supuestas conclusiones de los peritos de la Gendarmería, que deben determinar si el fiscal de la causa AMIA fue asesinado, se suicidó o fue inducido al suicidio. Según las teorías casi finales de los expertos de esa fuerza, Nisman habría sido asesinado por dos personas. Lo confirmaron ayer fuentes directas del caso. Las filtraciones provocaron malestar en la Justicia y obligaron a la Gendarmería a emitir un comunicado afirmando que la fuerza no realizó aún un “informe final conclusivo”. El jefe de los centinelas, Gerardo José Otero, incluso debió llamar a uno de los investigadores judiciales para despegarse de la filtración.

La Justicia federal venía llamando la atención de Gendarmería por las filtraciones de los estudios de los expertos. Y se venía enterando del rumbo que tomaban esas pericias por los trascendidos en los medios. Hubo incluso citaciones informales a los tribunales para levantar en peso a los expertos. Pero en la Justicia creen que el Gobierno es el único beneficiado con las consecuencias.
 
La reconstrucción. La Justicia federal espera un informe de 500 páginas que debe terminar de elaborar la Junta Interdisciplinaria, integrada por peritos de la Gendarmería y aquellos que representan a la familia de Nisman y a Diego Lagomarsino, imputado por haber facilitado el arma que le causó la muerte al fiscal. El juez federal Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano analizarán junto a sus equipos los argumentos de los peritos oficiales para llegar a la conclusión a la que parecen haber arribado: que el fiscal de la causa AMIA fue asesinado por dos personas en el baño de su departamento.

El miércoles, el fiscal del caso Nisman, Eduardo Taiano, había acordado detalles con los expertos de Gendarmería para abrir la puerta a una nueva medida: la reconstrucción de la muerte del fiscal de la causa AMIA. Los peritos habían realizado una recreación, que implica otro escenario: se dramatiza la muerte en un ambiente similar al real -en este caso un baño- sin presencia de testigos o judiciales. El lunes, el fiscal había pedido al juez Julián Ercolini que homologue su decisión de reconstruir el escenario del hecho. Ese mismo miércoles, había obtenido el sí del magistrado para comenzar a allanar el terreno. La medida le permitirá a la Justicia agotar instancias y descartar dudas o contradicciones que puedan presentarse en el informe que Gendarmería debe entregarle la próxima semanas.

El fiscal del caso viene insistiendo con realizar la reconstrucción de la muerte de Nisman, que Gendarmería considera que no es necesario. En cambio, la fuerza hizo una recreación de la muerte del fiscal. Para eso, construyó una réplica del baño del departamento de Nisman y ensayó distintas hipótesis de acuerdo a la posición del cuerpo, del arma y otras pruebas científicas. Fue en el edificio Centinela, sede de la fuerza.

La reconstrucción de la muerte de Nisman debería hacerse en el baño del departamento de Le Parc, donde realmente sucedió, deberá contar con la presencia de testigos -en este caso por ejemplo, podría citarse al médico de emergencias que lo revisó la noche del domingo y la madre de Nisman- y estarán presentes el juez y el fiscal.

“Lo que dijeron los peritos de Gendarmería coincide en términos generales con lo que trascendió el jueves”, aseguró a PERFIL una fuente del caso con acceso a la exposición de los expertos. Según los gendarmes, Nisman, supuestamente drogado por el efecto de la ketamina, habría sido asesinado por dos personas, una que funcionó como “esqueleto”, sosteniendo al fiscal con una rodilla en el suelo, y otro sujeto disparando el arma sobre el costado derecho de la sien. Así lo confirmaron fuentes del caso a este medio.

Ante la consulta de este medio, en la Corte sostuvieron que para el tribunal “el tema está agotado”, y que no podían hacer declaraciones al respecto. En la fuerza también tomaron distancia y sostuvieron que los peritos deberán explicar las posibles contradicciones en caso de que la Justicia así lo considere.

Fuentes judiciales sostuvieron que si los resultados finales apuntan a un homicidio los más comprometidos en el corto plazo serán el técnico Diego Lagomarsino y los custodios de la Policía Federal que trabajaban con Nisman. La defensa de Lagomarsino ya da por probado que el técnico en informática no estuvo en el lugar del hecho al momento del hecho.

La filtración del jueves llegó en un momento oportuno para el Ejecutivo, donde apuntan todas las miradas. Mientras la fuerza está siendo investigada por la desaparición de Santiago Maldonado, las conclusiones de la Gendermería que avalarían la teoría del homicidio se filtraron en la prensa -por segunda vez en el año, y con más detalle-. La lectura fue que el Gobierno buscó reivindicar a los gendarmes y reinstalar el caso Nisman en los medios, en pos de desplazar de la agenda el caso Maldonado, hoy principal frente mediático del oficialismo y una de sus funcionarias clave, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “Hay un interés oficial en sostener que a Nisman lo mataron y que las pruebas son crédito del oficialismo y no de la Justicia”, sostuvo una alta fuente del caso. PERFIL intentó comunicarse con autoridades del Ministerio de Seguridad pero prefirieron no hacer declaraciones.

La teoría de los gendarmes quedaron grabadas en un video realizado el miércoles, cuando los expertos de la fuerza y de las partes hicieron sus exposiciones en la réplica del baño de Nisman. Este miércoles, los peritos deben volcar por escrito sus conclusiones y debatir entre todos para realizar un informe final, que la Justicia federal espera tener entre jueves y viernes de la semana próxima.

Una junta médica realizada por el Cuerpo Médico Forense, de la Corte Suprema de Justicia, determinó en 2015 que no había elementos para sostener la presencia de terceros en la escena de la muerte. Las tareas de recolección de pruebas y análisis de manchas de sangre habían sido realizadas por expertos de la Policía Federal. Ayer, tanto en el máximo tribunal como en la fuerza federal nadie salió a defender a los peritos del primer informe.



P. Blanco / E. Delfino