POLITICA INVESTIGAN EL ORIGEN DE LOS FONDOS


No pueden hallar al arquitecto que hizo el mausoleo de Néstor

Lo buscan para que aporte información que permita esclarecer quién financió la obra. Los dineros de Lázaro Báez están sospechados.


Foto:Opi Santa Cruz

Se llama Sebastián Elizathe y es el arquitecto que construyó el mausoleo de Néstor Kirchner. Pero la Justicia no lo encuentra: lo andan buscando por Misiones, adonde se fue a vivir desde que terminó la obra, que construyó Lázaro Báez en un agradecimiento a su amigo.

Quieren interrogarlo para que aporte información que permita esclarecer quién financió la obra en momentos en donde los dineros del constructor kirchnerista están tan sospechados.

“Si se lo regaló a la entonces presidenta, no está documentado. El mausoleo hoy por hoy no está a nombre de nadie”, comentan en los tribunales.

Báez está imputado en la investigación que instruye el juez Sergio Torres, pero ni abogado tiene. Hasta hace poco más de un mes había nombrado a la abogada Elizabeth Gasaro, a la que terminó echando después de una confusa grabación en donde se lo escuchaba criticar al juez que lo metió preso, Sebastián Casanello. Si hoy tuviera que llamarlo a declarar el juez Torres, le tendrían que poner un defensor oficial.

Pero por ahora la causa recién está iniciándose y por eso quieren localizar al arquitecto Elizathe como un primer testigo. Hizo otras obras en el sur para Lázaro Báez. Un ejemplo fue la sede del club Boca Río Gallegos, que preside Martín Báez. Pero nadie sabe por qué Elizathe decidió volverse a Misiones y por eso lo están buscando en esa provincia para interrogarlo.

En el juzgado ya analizan la documentación que recolectaron en una serie de allanamientos realizados en la Municipalidad de Río Gallegos, la Gobernación de Santa Cruz, la empresa Austral Construcciones y hasta en las oficinas del cementerio.

De los planos y los costos de parciales, el juzgado ya constató que la obra salió $ 3.222.119, y se pagó a través de dos empresas –Loscalzo y Del Curto–, que pertenecen al empresario Lázaro Báez.

Néstor Kirchner falleció en 2010, pero en 2013 la hoy ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, denunció a Cristina Fernández de Kirchner por violación de ética pública. La acusaba de haber recibido el mausoleo como donación de Lázaro Báez, quien se asumió como el encargado de hacer el último regalo a su amigo.

No fue sólo generosidad de Báez: el municipio de Río Gallegos cedió a la provincia de Santa Cruz el predio donde se construyó el mausoleo y el entonces gobernador, Daniel Peralta, resolvió “disponer la apertura de una cuenta en el Banco de la Nación Argentina, sucursal local, que permitiera recaudar los fondos necesarios para continuar y concluir la construcción del mausoleo” para que descansaran “los restos del ex presidente de la Nación Doctor Néstor Carlos Kirchner”.



Redacción de Perfil.com