POLITICA

No se detectan signos de que haya llorado

PERFIL COMPLETO

Las crónicas sobre las horas previas a que Cristina F. de Kirchner saliera a hablar tras las elecciones del domingo dieron cuenta de un cuadro de angustia. Clarín reveló que minutos antes de exponerse a las cámaras estuvo llorando media hora. Ahora bien, ¿pudo haber escondido con maquillaje su llanto? ¿Es posible notar si estuvo con un cuadro de angustia? Una reconocida maquilladora y un oftalmólogo coinciden en que es difícil disimular un llanto profundo aunque creen que si fueron pocas lágrimas o si pasó determinado tiempo el ojo recupera su fisonomía natural.

“Si una persona llora mucho, la cara es otra, se nota mucho y el ojo está enrojecido. En cambio, si lagrimea puede no notarse”, explicó a PERFIL Mabby Autino, reconocida maquilladora de moda. Tras observar la imagen de CFK en su búnker en el Hotel Intercontinental agregó: “Parece un emparchado o un exceso de maquillaje, no significa que haya llorado”.

“No veo rastros de que estuvo llorando o no se notan. Si uno llora, los ojos y el estado de piel cambian mucho, y no veo cambios”, agregó Autino. “Desde mi mirada profesional es un make up hecho por ella, con su estilo y quizás un poco más apurada que de costumbre”, concluyó.

Para Luciano Berretta, médico del servicio de Oftalmología del Hospital Italiano, “si alguien estuvo llorando se ve una congestión bilateral, edema de párpados y congestión conjuntival, uno lo puede notar. Pero hay variantes individuales que uno no puede detectar”. El oftalmólogo planteó que a diferencia de una actriz, cuyo llanto forma parte de su profesión, en el caso de CFK en términos generales “es difícil de disimular”, ya que “los hematomas se pueden disimular, pero un edema es más difícil”.

De todas maneras, apuntó que si el llanto no se dio por un tiempo prolongado, “una persona podría llegar a disimularlo si tiene mucha habilidad para el maquillaje y con alguna gota descongestiva”. “Si una actriz estuvo llorando en una escena, pero el llanto es corto, la congestión también va a ser corta”, explicó el oftalmólogo.

“El tema del maquillaje es más complejo, por eso los anteojos oscuros disimulan más, porque el efecto pantalla permite disimular mejor”, añadió. Y concluyó: “A una persona que lloró mucho le quedan los párpados hinchados y los ojos rojos. Normalmente esto se da por la congestión y la vasodilatación. Pero es completamente reversible en poco tiempo”.



Ezequiel Spillman