POLITICA ¡A BRINDAR!

Marcha atrás con el impuesto del 17% sobre el vino y el champagne

La propuesta impulsada por el gobierno de Mauricio Macri no se concretará. Así lo informó el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, tras una reunión privada con el mandatario.

El presidente Mauricio Macri se reunió con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.
El presidente Mauricio Macri se reunió con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo. Foto:Twitter

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, aseguró este jueves que el Gobierno no concretará el aumento que había anunciado para imponer sobre el vino y el champagne. El anuncio lo hizo después de reunirse con el presidente Mauricio Macri

"Acabo de terminar una reunión privada con el Presidente, quien me confirmó que el vino y el champagne no van a tener impuesto internos", escribió en Twitter el mandatario provincial para dar la noticia.

En otro mensaje, Cornejo agregó: "El vino y los espumantes sin impuestos es un gran resultado, producto de un gran trabajo en conjunto con los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Francisco Cabrera (Producción)". 

En ese contexto, desde Presidencia se confirmó oficialmente que "por decisión del presidente Mauricio Macri no se incluirá en la reforma tributaria que propone el Gobierno nacional el aumento de los impuestos internos al vino y a los espumantes". 

El jueves, tras reunirse con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, Cornejo sostuvo que "en las cuentas del país, el vino es una de las pocas actividades que ha exportado 1.100 millones de dólares, y podemos seguir creciendo pero apalancados en el consumo interno por eso, los impuestos perjudicarían esa aspiración de exportar cada vez más". 

Asimismo resaltó que vitivinicultura "es una producción industrial pero con una base netamente agraria. Por cada hectárea hay un empleo detrás de eso. Pocas cosas se hacen tan artesanalmente, no es el caso ni de la cerveza ni de la gaseosa". 

"Desalentar el consumo de bebidas como el vino sería desalentar una actividad que tiene un gran eslabonamiento económico. Va a contramano de todas las reformas que plantean. Una economía más sana no tiene que tener impuestos distorsivos", concluyó.