POLITICA


Nueva agresión al vendedor de tortas que saludó a Macri

Le rompieron la parrilla, ubicada a la vera de la ruta. Dijo sentir impotencia ya que es su fuente de trabajo. 

Alfredo Farías, el vendedor rosarino de tortas asadas en el pueblo de Cuatro Esquinas, que le había enviado al presidente Mauricio Macri una carta con 100 pesos, para "ayudarlo a sacar adelante al país adelante", denunció hoy que le destruyeron la parrilla ubicada en la vera de la ruta provincial 18, al sur de la ciudad de Rosario.

Farías, de 63 años se hizo famoso por la visita del presidente a su puesto de trabajo, encontró que su puesto había sido vandalizado por unos desconocidos.

En declaraciones a los medios, el tortero contó que "me llamó un vecino anoche para avisarme que la parrilla estaba tirada en el piso y cuando llegamos hoy con mi mujer me largué a llorar por la impotencia, era mi herramienta de trabajo con la que me gano el pan y puedo ayudar a otra gente. Estaba todo roto, un verdadero desastre". 

Luego, agregó: "No tengo idea quién pudo haber hecho esto, no creo que sea gente de acá porque nos quieren mucho, pero de una forma u otra con mi mujer nos la vamos a arreglar y mañana vamos a estar trabajando de nuevo. Ahora tenemos que comprar varias decenas de tejuelas para el piso de la nueva parrilla".

El pasado 12 de mayo Alfredo había sido atacado a golpes de puño por un vecino, en la puerta de su domicilio en Rosario, en momentos en que hablaba con los medios sobre el sorpresivo encuentro que había mantenido con el presidente Macri el día anterior, después que el mandatario visitara la planta de General Motors en la localidad de Alvear. 



Redacción de Perfil.com