POLITICA

Ocaña y Aníbal se cruzan por el control de los fondos para Fútbol para Todos

La legisladora denunció un supuesto desmanejo estatal y el senador le respondió. ¿Cómo puede el Estado auditarlo?

Foto:cedoc

Un fuerte cruce de versiones y acusaciones se desató luego de la denuncia de la legisladora Graciela Ocaña y Paula Oliveto en torno a los supuestos desmanejos del Estado con el dinero entregado a la Asociación del Fútbol Argentina (AFA) para Fútbol Para Todos (FPT). Las ediles apuntaron contra los funcionarios que estuvieron a cargo de la Jefatura de Gabinete de ministros, Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich.

Lejos de llamarse al silencio, Aníbal respondió a través de su sitio web quien señaló que "esa interpretación no tiene basamento legal alguno. Pareciera necesario recordar que la AFA es una organización privada que cumple sus fines con los fondos de su propiedad. En los términos de la legislación civil, los usa, los goza y dispone de ellos, conforme sus Estatutos y, por regla general, el Estado no tiene ninguna injerencia como contratante".

Según el exministro, "las prerrogativas del Estado como contratante se limitan al cumplimiento del objeto del contrato que, en este caso, a todas luces se encuentra cumplido". Por último, calificó la denuncia como "ridícula, preparada y fomentada por desconocedores del derecho, para ganar minutos de fama en productos televisivos, sin el rigor jurídico con el que debería llevarse a cabo el periodismo de investigación".

Ocaña habló con Perfil.com y consideró que Aníbal "actúa de mala fé o desconoce el tema". Es que, según explicó la legisladora, la Auditoria General de la Nacion (AGN), puede controlar cualquier fondo que salga del Estado: "Tiene el poder de controlar".

Por eso Ocaña reiteró que la denuncia va contra "los funcionarios que no realizaron mecanismos de control al firmar el acuerdo. No es contra lo que haga AFA, sino cuanto dinero sale del Estado y cuanto llega realmente a los clubes. No puede ser que deban más plata a pesar de la inyección de dinero".

Para graficar el control, puso un ejemplo: "La AGN pudo auditar el tema de Madres, porque había fondos públicos".

Sobre Aníbal, dijo que "él cumplía dos funciones: era vice de un club y a su vez Jefe de Gabinete. Si vos usas bien los fondos, ¿cuál es el problema para que te controlen? No vaya a ser cosa de que el presupuesto que se destinó, lo que haya recibido sea menor".



Redacción de Perfil.com