POLITICA CORRUPCIÓN

Odebrecht: la Justicia ya tiene los nombres por el pago de coimas

El ministro Garavano aseguró que la reunión entre jueces y fiscales argentinos en Estados Unidos con el Departamento de Justicia norteamericano y el FBI "fue muy provechosa".

Germán Garavano, ministro de Justicia.
Germán Garavano, ministro de Justicia. Foto: DyN

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, aseguró que la reunión que mantuvieron ayer jueces y fiscales argentinos en Estados Unidos con miembros del Departamento de Justicia norteamericano y del FBI (Federal Bureau of Investigation), "fue muy provechosa". 

En el marco de la causa Odebrecht, el titular del Ministerio de Justicia explicó que tras el encuentro los funcionarios argentinos podrán pedir toda la información a través de un exhorto. "Para usarla como prueba deberán pedirla por el convenio bilateral vía exhorto. Es una diligencia relativamente rápida", afirmó Garavano tras mostrarse contento por el éxito del encuentro.

Si bien Garavano aclaró que no tiene precisiones sobre lo que consiguieron los funcionarios de justicia porque "fue estrictamente confidencial", aseguró que la información les permitirá ampliar cada línea de investigación que llevan adelante. "Toda la información que tiene la Justicia norteamericana sobre el caso, ellos (por los funcionarios argentinos que viajaron) la pueden usar para dirigir su propia investigación, para validar hipótesis, seguir un camino correcto y no estar haciendo cosas a ciegas", comentó.

Según explicó el ministro, los funcionarios que intervengan en la causa Odebrecht obtendrán dos tipos de datos de los organismos norteamericanos. "Por un lado, información que sea precisa para que sea pedida directamente por un exhorto por la vía formal, para que se coloque como prueba. Y por otro, información que si bien no sirva como prueba, les permita avanzar en sus propias investigaciones", detalló.

Ayer, los jueces federales Sebastián Casanello, Sebastián Ramos, Marcelo Martínez De Giorgi y Daniel Rafecas, más los fiscales Sergio Rodríguez (titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas) y Franco Picardi, concretaron en Estados Unidos la primera reunión de trabajo con miembros del Departamento de Justicia norteamericano y del FBI, en el marco de la búsqueda de información para el caso Odebrecht.

A pesar de que todos los que viajaron ya vieron los nombres de personas relacionadas con el pago de sobornos que realizó la empresa Odebrecht para quedarse con contratos de obras públicas en Buenos Aires, esas identidades no trascendieron ya que rige una estricta confidencialidad impuesta por los norteamericanos para que fluya la colaboración.