POLITICA LAVA JATO

Odebrecht pagó coimas por US$ 14 millones para lograr un contrato de AySA

Se trata de la construcción del sistema de potabilización del área norte. Qué dicen los documentos secretos.

Tres ex presidentes peruanos en la mira por el caso Odebrecht
Tres ex presidentes peruanos en la mira por el caso Odebrecht Foto:Cedoc

La constructora brasileña Odebrecht reconoció haber pagado 35 millones de dólares a funcionarios argentinos. De las obras que tiene en nuestro país una de las ocho que investiga la Justicia es la de 2008 sobre el Sistema de potabilización del área norte

El Sistema de Potabilización del Área Norte es una de las mayores inversiones de la Argentina en infraestructura en los últimos 50 años, que permitirá abastecer de agua potable al cordón norte del Gran Buenos Aires. Los trabajos incluyen la construcción de la Planta Potabilizadora Juan Manuel de Rosas, 40 km de acueductos para el transporte de agua potable, la toma de agua en el río Paraná de las Palmas, y un túnel de casi 15 km de extensión que lleva el agua hacia la planta.

Pero según una investigación del diario La Nación, la constructora obtuvo ese contrato tras pagar una coima de 14 millones de dólares a funcionarios kirchneristas del Ministerio de Planificación Federal y de la empresa pública Agua y Saneamientos Argentinos (AySA). 

Esa información surge de documentos secretos de la investigación Lava Jato, a los que accedió ese medio en los que se indica que Odebrecht pagó la coima a través de Carlos Wagner, quien era en ese momento presidente de la Cámara Argentina de la Construcción y dueño de la constructora Esuco, y el lobbista Jorge "Corcho" Rodríguez. En la operación también habría intervenido Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido .

Para poder acceder a ese contrato, supuestamente Wagner le habría indicado a la constructora que debía integrar un consorcio junto a otras tres empresas locales: Benito Roggio, Cartellone y Supercemento, mientras que su compañía, Esuco,  se presentaría con otra constructora brasileña, Camargo Correa, por el contrato mellizo del proyecto en Berazategui. Asimismo, debía destinar un monto para "pagos indebidos" a funcionarios del gobierno.

El primer tramo de las coimas tuvo lugar de noviembre de 2007 a diciembre de 2010, cuando el Departamento de Operaciones Estructuradas pagó US$ 7,6 millones bajo las indicaciones de Wagner. Tras la muerte de Néstor Kirchner hubo atrasos en los pagos que incentivaron la entrada al negocio de "Corcho" Rodríguez, quien entre enero de 2011 y diciembre de 2014 gestionó los pagos de US$ 6,45 millones.

Consultados por el diario La Nación tanto Wagner como el "Corcho" Rodríguez negaron que esa información sea cierta.