POLITICA MOVIMIENTOS EN UNEN

Operativo en la UCR para frenar el romance cordobés con el PRO

Los líderes nacionales de la Unión Cívica Radical iniciarán un trabajo de contención dentro del radicalismo cordobés, que es el distrito que más fuerte está jugando con la estrategia de aliarse a Mauricio Macri. Además, están sondeando a nuevos dirigentes para que se postulen a la gobernación el año próximo y así intentar ponerle un freno a Oscar Aguad, principal referente de la avanzada hacia el PRO.
El 21 y 22 de agosto, los bloques de senadores y diputados nacionales viajarán a la provincia mediterránea para mantener un encuentro con el Foro de Intendentes radicales. El principal reclamo que harán es que “no se regalen”. La UCR de Córdoba tiene diversas líneas internas. Casi todas, excepto la que conduce Mario Negri, presidente del bloque de diputados, están coqueteando con el PRO. En Córdoba, las elecciones son separadas de la nacional, por lo que alcanzar acuerdos es más fácil porque los dirigentes locales no se ven obligados a elegir a qué candidato a presidente apoyar. No obstante, la buena imagen de Macri puede ser clave para ganar municipios e, incluso, la gobernación. “Está bien si después quieren acordar, pero no les conviene regalarse así, termina siendo peor para ellos”, consideró un referente nacional, que también lamentó el daño que le genera a UNEN.
El candidato más fuerte para gobernador parece ser Oscar Aguad, quien ya compitió y perdió dos veces contra Juan Manuel De la Sota (2003 y 2007). El otro hombre fuerte es Ramón Mestre, que está debilitado por las complicaciones que tiene en la gestión de la capital cordobesa. En ese marco, los radicales están sondeando a Ercole Felippa, titular de la Unión Industrial local, para que sea quien compita contra el candidato peronista. Lo curioso, sin embargo, es que el macrismo también lo contactó para promoverlo. La respuesta fue que estaría dispuesto si hay una unidad con el radicalismo.
Esta semana, Negri, Aguad y Juez compartieron una conferencia apoyando a un dirigente denunciado por De la Sota y reflotaron las chances de armar la versión local de UNEN.

Gabriel Ziblat / Ezequiel Spillman