POLITICA "MARCHA FEDERAL"


Organizaciones sociales cortaron el acceso a Puerto Madero

Los cinco accesos permanecían cortados por un acampe de diversas organizaciones que repudian medidas contra los trabajadores.

Organizaciones sociales cortan el acceso a Puerto Madero, donde acamparán hasta mañana, para participar de la Marcha Federal.
Organizaciones sociales cortan el acceso a Puerto Madero, donde acamparán hasta mañana, para participar de la Marcha Federal.
Foto:Télam
Organizaciones sociales iniciaron un acampe en la zona de Puerto Madero, lo que generó un corte en los accesos a este barrio porteño. La medida de fuerza tuvo lugar en el marco de la llamada "Marcha Federal", y se extenderá hasta el acto de cierre de mañana en Plaza de Mayo

Sólo en dos de los puentes que conectan al barrio con el resto de la capital, en Avenida Córdoba al Norte y en Brasil al Sur, se encuentran liberados algunos carriles para transitar.

La "Marcha Federal" fue convocada por organizaciones sindicales y sociales en rechazo al "tarifazo, los despidos y el ajuste". Los manifestantes llegarán a las 17 de mañana a Plaza de Mayo, con "muchísima gente organizada" y un gran número de personas que se sumarán "espontáneamente", según advirtieron sus organizadores.

La movilización comenzó ayer tras haber sido convocada por los jefes sindicales Hugo Yasky y Pablo Micheli, de las dos fracciones de la CTA, y Sergio Palazzo, de Bancarios, además de algunos gremios de la CGT reunificada como Camioneros, y contó con la adhesión de fuerzas opositoras como el peronismo.

Sergio Parraga, referente de La organización de base "Lucha y Trabajo" (LyT), señaló a DyN que la agrupación se movilizó desde la Avenida 9 de Julio hasta la intersección de Belgrano y Alicia Moreau de Justo, en Puerto Madero, donde se montó una "olla popular" y un acampe que cortó los 5 puentes de Puerto Madero, en Av. Cordoba, Pte. Peron, Av. Belgrano, Estados Unidos y Av. Brasil.

La manifestación fue organizada por el Frente de Lucha, integrado por seis organizaciones: Agtcap, FOB, Votamos luchar, Lucha y Trabajo y MRP. Hay alrededor de 3000 personas entre los cinco puentes.

Las columnas de la "Marcha Federal" partieron ayer desde el noroeste, el nordeste y Cuyo, donde se movilizó una formación encabezada por el principal convocante a la marcha, el jefe de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, y el ex funcionario kirchnerista y titular de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

"Prevemos que va a ir muchísima gente organizada y muchísima gente también que se va a sumar espontáneamente a la marcha", señaló, por su parte, el jefe del sindicato docente Suteba y de la seccional bonaerense de la CTA, Roberto Baradel.

Durante un acto en la capital de la provincia de Córdoba, donde confluyeron las columnas del norte y Cuyo, el secretario del interior de la CTA, Fernando Acosta, aseguró ante unos 250 mil trabajadores estatales que "esta marcha tiene que llevar a un gran paro nacional".

En tanto, el peronismo brindó su apoyo a la protesta, tanto desde el sello nacional como a través de las seccionales bonaerense y porteña. "Los representantes del peronismo de la Ciudad adhieren a la marcha, conscientes de la necesidad de unidad en el reclamo de los derechos de los trabajadores y la defensa del pueblo ante los miles de despidos, el avance de la pobreza, tarifazo, liberación de importaciones y la criminalización de la protesta social", señaló el PJ porteño en un comunicado.

Por su parte, los dirigentes del MST-Nueva Izquierda Alejandro Bodart y Vilma Ripoll encabezarán mañana a las 7 una protesta en Corrientes y Callao, en reclamo de "un paro general y plan de lucha, así como la reestatización de los servicios con control social", para sumarse por la tarde al acto de cierre.

"Ante la complicidad de la CGT, 'unificada' con el gobierno macrista, esta marcha es un paso en la unidad que hace falta para enfrentar el ajuste", advirtió Bodart en un comunicado.

Los organizadores de la protesta prevén además un masivo acto a desarrollarse mañana, desde las 11, en la plaza Adolfo Alsina, situada en la ciudad bonaerense de Avellaneda, donde se juntarán las formaciones de Cuyo, dos de la Patagonia y otras que se sumarán provenientes del sur de la provincia de Buenos Aires.