POLITICA

Otro exdetenido vinculó a Milani con la represión ilegal

Oscar Schaller estuvo detenido en 1976. Días atrás declaró ante la Justicia y recordó para Perfil.com cómo fue su encuentro con el actual teniente del Ejército. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Mientras continúa el juicio por la desaparición del conscripto Ledo, surgen más testimonios de víctimas de la última dictadura militar que identifican al actual jefe del Ejército, César Milani, como partícipe de operativos y procedimientos durante aquellos años.

El 19 de mayo se presentó a prestar declaración testimonial el exdetenido durante la dictadura Oscar Schaller. Lo acompañaron los doctores Carlos Platkowski y Matías Aufieri del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, que preside la abogada Myriam Bregman.

Luego de su declaración testimonial ante la requisitoria del Dr. Horacio Salman, fiscal federal de Primera Instancia ante el Juzgado Federal de La Rioja, Schaller dialogó con Perfil.com y recordó los hechos: “Conocí a Milani cuando me iban a liberar en un cautiverio que tuve en La Rioja por 30 días en el año 1976. Eso me movilizó a prestar declaración, cosa que nunca lo había hecho por mí siempre lo había hecho por mi padre que había estado detenido durante 8 años en la misma época. Fue toda la dictadura hasta que asumió Raúl Alfonsín”.

A Plutarco Schaller, su padre, se lo llevaron de la redacción del diario “El Independiente” en el que trabajaba. Su esposa y madre de Oscar, Angélica del Rosario Soria también estuvo detenida-desaparecida.

Schaller ratificó lo testimoniado en 2014 ante la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad. El testimonio de Schaller se suma a las denuncias realizadas por Graciela Ledo, hermana del conscripto desaparecido Alberto Ledo, de Alfredo Olivera y los recientes dichos de Clara Waite, cuñada del denunciado César Milani. 

Schaller sumó información sobre la detención e incomunicación de su madre -ya fallecida- Angélica del Rosario Soria, en su propio domicilio, luego de un primer encierro en dependencias de las fuerzas represivas. Schaller ratificó el rol cumplido por el actual general Milani en el noroeste argentino.

A Perfil.com, Schaller le contó que su padre “estuvo detenido en muchos lugares desde Caseros, Devoto, Sierra Chica y en la cárcel de La Rioja que la habían convertido en un campo de concentración”. “No tenía visitas”, ejemplificó.

“Dentro de su cautiverio, durante el Mundial, supimos que lo habían llevado a La Rioja, mucho tiempo después. Decidí ir a la Procuraduría y hacer la presentación. El juzgado federal de La Rioja me pidió ratificar la denuncia anterior y me mandaron un listado de preguntas así que ratifiqué y amplíe la denuncia”, siguió.

Para el denunciante, recordar los trágicos hechos “fue movilizador pero sirve”. “Espero que le sirva a la sociedad”, añadió.

Cuándo lo vio. Puntualmente dijo que “en el último día de secuestro cuando me hacen salir de la celda y me dejan solo en un espacio que hay entre las celdas, no recuerdo si eran 3 o 4, se me acerca una persona de verde y me pregunta si estoy bien, si me hicieron algo y que ahora me iba a ir. Cosa que sucedió inmediatamente”.

“A los minutos me dejaron en libertad, era de noche. No confié en esa persona porque era un uniformado, le dije que estaba todo bien. Esa persona era el actual jefe del Ejército. Esa es toda la relación que tuve con Milani”, aseveró.

Ante la repregunta de Perfil.com, Schaller agregó: “Me generó sospechas que era un uniformado y habían allanado mi casa el 24 de marzo, lo habían secuestrado a papá en el diario, la habían llevado a mamá, fueron muchas veces. A mí me secuestraron uniformados, teníamos suficientes motivos de que esta gente no tenía muy buenas intenciones”.

“La detención mía fue muy violenta sobre todo para la familia. Para mis hermanos, que eran pequeños, el hecho fue alejado porque detuvieron a papá en el lugar de trabajo. Pero la mía implicó rotura de vidrios, personas subidas al techo de los vecinos, gritos, amenazas de muerte incluso algunas exageradas, que no fueron auténticas. Pero para mis hermanitos que tenían entre 4 y 6 años y también para mamá, fue muy traumático”, recalcó.

Por otra parte, Schaller recordó: “Sé que el General Milani dijo en una entrevista que no le constaba que en el Regimiento 141 de La Rioja hubiese civiles detenidos”. “Él a mí me vio y estaba de civil”, sentenció.

“Estaba vestido porque mamá les rogó que no me llevaran desnudo”, expresó Schaller. En el momento de su detención y breve encuentro con Milani, Oscar Schaller tenía sólo 20 años.

(*) Especial para Perfil.com. En Twitter: @LuisGasulla



Luis Gasulla