POLITICA


Oyarbide se quebró en una entrevista y lloró: "Me siento abrumado"

Las intimidades del juez, un día después de que la Cámara Federal lo amonestara severamente, y le ordenada liberar a "Fino" Palacios y Ciro James.


Foto:Télam

Un día después de que la Cámara Federal le ordenara liberar a Jorge "Fino" Palacios y Ciro James por la causa de las escuchas ilegales, el juez federal Norberto Oyarbide se quebró hoy emocionalmente en un reportaje, lloró y reconoció que se siente "abrumado" por la serie de causas de alto voltaje político que lleva adelante desde su tribunal. "Son momentos especiales. Mi cargo no es simple, es una cosa difícil y la gente no logra interpretarlo a veces", afirmó, con voz quebradiza, aunque aclaró que "siempre estoy al frente de todas las batallas, con amores y desamores". Al ser consultado en Radio 10 sobre si se sentía "abrumado", Oyarbide, sin dudar, respondió: "Claro que sí; soy un ser humano igual que cualquiera". Y lo admitió nada menos que un día después de que la Cámara Federal lo amonestara severamente por su actuación en la causa de las escuchas ilegales, en una entrevista en la que hasta leyó una poesía y admitió que vive "momentos especiales". El magistrado recordó en la entrevista que él sufrió "un juicio político muy terrible" y que, por eso, "la gente que pasa por mi juzgado -donde se ven personas de todos los tipos imaginables, todo lo que humanamente se pueda considerar- trato de que recorra ese camino de una forma digna". Y agregó: "Yo estuve del otro lado y sé lo que se siente. A mí también me llamaban imputado, encartado, encausado y yo prohibí a los que trabajan conmigo -que son más de 100 personas- que nadie llame a las personas de ese modo, que se les diga con su nombre y apellido". Antes de leer el poema, Oyarbide reveló que estaba "cerrando un año complicado, con investigaciones complejas, pero tratando de dar respuestas a la sociedad, que es lo que la gente necesita". Y, al hablar sobre cómo iba a pasar la Navidad, el magistrado reconoció que la iba a "estar con amigos", porque su madre, que dice que es a quien "más amaba en el mundo", ya murió. "Mi madre falleció hace casi cuatro años. Ahora estaría cumpliendo 100 años. Fue una persona que me acompañó durante mucho tiempo, fue un referente impresionante en mi vida. Ella y mi padre, dos personas valiosas. Lo que soy, es un poquitito de lo que ellos me han tratado de transmitir". Fuente: DyN



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Oyarbide
  • escuhas