POLITICA LA RESPUESTA GREMIAL


Pablo Moyano: “algo hay que hacer, si no es un paro va a ser una marcha”

"Paro o marcha", consideró el secretario adjunto de Camioneros. Consideró que Macri tiene "amor por los empresarios y desprecio por los trabajadores".

PERFIL COMPLETO


Foto:Marcelo Aballay

—¿Qué medida tomarán por el veto?
—Algo hay que hacer, si no es un paro puede ser una movilización a Plaza de Mayo o al Congreso. Tiene que haber una reacción, porque es un error histórico vetar esta ley. Ojalá que esa soberbia que tiene el Presidente para vetar la tenga para no darle tantos beneficios a sectores que ya se han llenado de dinero.

—¿Van a insistir con la necesidad de una ley contra los despidos?
—Es fundamental que haya una ley para proteger al trabajo, si el Gobierno dice que van a venir tantas inversiones ¿por qué el temor? Creo que el Gobierno esconde algo.

—Muchos secretarios generales dicen que no es tiempo de un paro…
—Que les rindan cuentas a los trabajadores. Tanto Hugo, como yo y otros dirigentes de la CGT Azopardo estamos siempre del lado de los trabajadores. En el caso de Camioneros no tenemos despidos, pero hay otros muchachos que dicen: “Tengo cuatro, cinco mil despidos” Yo les digo: “Salí a la calle”.

—Pese a las diferencias hay diálogo con el Gobierno...
—El Presidente tiene amor por los empresarios y desprecio por los trabajadores. No respondió a las demandas de la CGT y le dio todo al campo y las mineras. En el caso de Camioneros, tenemos conflicto de la gestión anterior. Yo estuve tres veces con el ministro (Jorge) Triaca. Podemos hablar cinco horas, pero, en concreto, no hubo ningún tipo de respuestas. La mayoría de los gremios tampoco ha tenido respuestas a sus reclamos.

—Pero con Cristina Kirchner ni siquiera hablaban.
—Por eso hubo cinco paros de la CGT Azopardo, la CTA de Micheli y la CGT de Barrionuevo.

—¿Algunos gremios son más cercanos al Gobierno porque dependen de los fondos para las obras sociales?
—Ese problema lo tenemos todos. Hay una deuda muy importante con los gremios; y uno de los más castigados fue Camioneros. Pero somos coherentes. Peleamos contra Menem y contra De la Rúa. Se acompañó el primer gobierno de Kirchner porque les dio respuestas a los trabajadores. Pero en el segundo, cuando no hubo más respuestas, Hugo se alejó.

—Carrió pidió controlar las finanzas de los gremios, ¿temen un avance judicial?
—Lo dijo hace dos semanas y no pudimos dormir... En Camioneros tomamos el club con una sede, un hotel y un camping. Después de 20 años tenemos 25 hoteles, un club y obras sociales en todo el país. Que nos investiguen lo que quieran. Respondemos a los camioneros, no a una señora que vive del Estado.

Independiente, AFA y la Superliga
Dentro del amor de los Moyano por Independiente, también hay política. Sobre la idea de que el Gobierno trabaja para que su padre no sea presidente de AFA, Pablo responde: “¿Te queda alguna duda?”. “Estaban tranquilos cuando dijo que no quería ser secretario de la CGT, pero ahora se quieren matar porque puede presidir la AFA”, apunta el camionero, antes de aclarar: “El no dijo aún si quiere serlo, es una decisión personal; pero hay muchísimos clubes que lo están impulsando”.

Pablo apunta también contra los clubes, Boca entre ellos, que impulsan la Superliga. Entrevé una mano del Gobierno detrás: “¿Por qué quieren armarla antes de que se elija el nuevo presidente? ¿Cuál es la necesidad? Hoy hablé con él de eso y creemos que es para perjudicar a los clubes chicos”.

Para los Moyano “primero hay que elegir un nuevo presidente y que él, con fuerza y para el bien de todos, defina cómo seguir; porque está mal hacerlo ahora y para favorecer a cuatro o cinco que quieren llevar adelante este proyecto”.  Sin embargo Pablo aclara, como alguien que sabe que pueden venir tiempos de negociación para definir el futuro del fútbol argentino: “El presidente de Independiente dijo que no está en contra de la liga en sí”.



Aurelio Tomás