POLITICA

Pacho O'Donnell: "El 24 de marzo habrá violencia"

El historiador se refirió a la llegada del presidente de EE.UU. y anticipó posibles hechos violentos para el acto por el Día de la Memoria.  

Foto:Cedoc.

El historiador Mario "Pacho" O'Donell dialogó con la radio Once Diez/Radio de la Ciudad y se refirió a la visita a la Argentina del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama: "Será muy maltratado porque se esperan grandes movilizaciones para esa fecha", y agregó que "no tengo ninguna duda de que va a haber violencia".

Es un error traerlo a Obama el 24 de marzo, aunque aparentemente está determinado así porque es el día posterior a su visita a Cuba. Según encuestas, la Argentina es el país latinoamericano con más sentimiento antinorteamericano y eso seguramente se ponga de manifiesto", afirmó el ex presidente del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego.

O'Donell dijo que en su visita al país, Obama "va a ser muy maltratado porque realmente son de esperar grandes movilizaciones. Va a haber mucha gente en la calle y no tengo ninguna duda de que va a haber violencia”.

Por otro lado, el historiador también reconoció que la visita del mandatario estadounidense significa "un apoyo a Macri muy importante, pero no sé si va a salir bien, va a ser muy maltratado. Ojalá que no pase nada más allá de las ideas que uno tenga y que las cosas se resuelvan de la mejor manera”, aclaró.
 
En cuanto a la posible visita del Jefe de Estado de EE.UU. a la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), el también psicólogo opinó: "No es el lugar acertado para que visite el presidente de los Estados Unidos, creo que hay otros lugares más cordiales que la ESMA, que indudablemente siempre genera escozor. Podría recibir a las Madres de Plaza de Mayo, pero no hacer un gesto tan callejero y propenso a que se produzcan disturbios”.

Por último, O'Donell recordó la visita de George W. Bush a la Argentina durante la presidencia de Néstor Kirchner, y señaló que “fue bastante violento y más allá de que uno piense que Bush lo merecía o no”. “Las consecuencias de ese trato deben haber sido bastante importantes para nosotros, no es un país como para maltratar a su presidente”, precisó.
 



Redacción de Perfil.com