POLITICA CAUSA EMBLEMATICA DEL KIRCHNERISMO

Papel Prensa: Mitre, Magnetto y Herrera de Noble, sobreseídos

.

Noble. La dueña de Clarín estaba acusada desde 2010. Su hijo celebró en Twitter.
Noble. La dueña de Clarín estaba acusada desde 2010. Su hijo celebró en Twitter. Foto:Cedoc Perfil
La causa emblema del kirchnerismo contra el Grupo Clarín quedó a un paso de cerrarse. El juez federal Julián Ercolini firmó ayer el sobreseimiento de los empresarios de Clarín Héctor Magnetto y Ernestina Herrera de Noble, y de La Nación, Bartolomé Mitre, en la causa Papel Prensa. Sostuvo que en la compra de esa empresa no hubo ni “ilegitimidad” ni “acciones delictivas” de “lesa humanidad”.
La resolución, que favoreció también al ex funcionario de la dictadura Raymundo Juan Pío Podestá y al intermediario Guillermo Gainza Paz, aclara que el proceso no afectó el “buen nombre y honor” de los imputados. Nunca fueron llamados a indagatoria.
La causa Papel Prensa nació en 2010, cuando el gobierno de Cristina Fernández ya había comenzado su guerra con el Grupo Clarín. Desde la Casa Rosada se decía que los empresarios se apoderaron de Papel Prensa en una sala de tortura, comprándole a un precio vil las acciones a Lidia Papaleo, la viuda de David Graiver, un banquero vinculado a la organización Montoneros que falleció en 1976 en un extraño accidente aéreo.
Pero hoy el juez Ercolini –que debe resolver la situación procesal de la ex presidenta Cristina Fernández en el caso por la obra pública– decidió ponerle fin a la causa en una resolución de 138 hojas, en donde fijó varias premisas:
 ◆ Tras la muerte de Graiver, el grupo “enfrentaba urgencias económico-financieras” y “frente a ese panorama, según surge de la causa, no quedaba otra salida más que la venta”.
◆ “No se ha probado que la venta de las acciones de la empresa haya sido a un precio vil o de desproporción alevosa”.
◆ “Si las acciones de la empresa fueron vendidas a US$ 8.300.000, no se advierte que el precio haya sido inferior a la inversión realizada para la compra de aquella empresa, máxime si se contempla el apremio económico que convocaba a la familia Graiver”.
◆ No hay pruebas de que existieron “presiones ilegítimas por parte de Héctor Magnetto para que Lidia Papaleo firmara los documentos que posibilitaban el cambio de titularidad de la empresa”.
◆ Tampoco “se ha constatado de modo alguno en este proceso que las amenazas previas a la familia Graiver hayan tenido alguna vinculación o conexión con quienes adquirieran Papel Prensa SA”, pero sí hay indicios en torno a que la persecución “brutal” que sufrió la familia estaba ligada al nexo financiero con Montoneros.
Sobre este escenario, Ercolini dictó los sobreseimientos. Habrá que ver si el fiscal Franco Picardi o la Secretaría de Derechos Humanos, con la gestión macrista, apelan la decisión.


Temas: