POLITICA NARCOTRÁFICO


Para EEUU, Argentina no es un país productor de drogas

Lo dijo el jefe anti-droga de la Cancillería norteamericana. Evaluó que “se consume más que en años pasados". La "crisis de paco". 

PERFIL COMPLETO

El máximo responsable del Departamento de Estado norteamericano para la lucha contra el narcotráfico, William Brownfield, visitó el país esta semana. Entre otras definiciones que ofreció en un encuentro con periodistas del que participó Perfil.com, el funcionario dijo que el consumo de drogas creció en el país pero que no es considerado como productor.

“Hay algunas personas que producen. Eso ocurre en Estados Unidos también. Pero eso no lo hace un país productor”, dijo Brownfield. Y agregó: “El momento de decir que un país es productor es cuando comienza a exportar. Si estás limitada al consumo del país no se lo considera productor en la comunidad internacional. En nuestra concepción y en ese contexto, Argentina no es un país productor”.

Sin embargo, lo caracterizó como un “país de tránsito” y destacó que ninguna situación es “estática”. También remarcó que “se consume más que en años pasados y el mercado es creciente”. Brownfield contó que mantuvo un encuentro con los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Susana Malcorra (Relaciones Exteriores). Explicó que que vino a trabajar en la implementación de los acuerdos de cooperación firmados durante la visita de Barack Obama. El viernes, rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad, fue con el Embajador Noah Mamet y el titular de la Sedronar, Roberto Moro, a conocer de primera mano el trabajo que realiza la secretaría en un villa porteña.

Parte del mensaje que trajo fue el de una política global y norteamericana con un acento más fuerte en la salud: “La comunidad internacional quiere una política equilibrada que acepta un papel para el sistema de justicia penal pero con igual o más importancia un papel para la salud pública, el tratamiento la rehabilitación y el desarrollo económico”.

Explicó además que Argentina “tiene un sistema financiero sofisticado y atractivo para quienes buscan colocar dinero proveniente de actividades criminales”. Por eso, sostuvo, “Estados Unidos tiene un interés compartido en fortalecer las instituciones financieras y las capacidades de las instituciones de monitorear, regular y controlar su sistema”. Aclaró que esta o cualquier otra cuestión en la que se coopere dependerá de la voluntad del gobierno Argentino.

"Ni el gobierno argentino ni el nuestro tiene todas las respuestas", remarcó Brownfield, pero aclaró que podían compartir experiencias: "En Argentina hay una crisis de paco y en Estados Unidos de heroína; no es igual, pero parte de la solución en tratamientos y rehabilitación es similar".

Consultado por la perspectiva, mencionada por la Canciller Susana Malcorra, de una posible cooperación trilateral que incluya a Colombia -país donde Brownfield fue embajador- consideró: “Es posible que los tres gobiernos puedan llegar a un acuerdo para colaborar y colaborar. Espero que sí. Es una buena idea y merece más atención. Pero sería apoyo en ambas direcciones”. Pero dijo también que el proyecto “requiere la participación de una tercera parte, que aún no llegó a su propia conclusión; no hay discrepancias, pero Colombia tiene derecho a su propia opinión”.

También se refirió a la situación en Estados Unidos, donde varios estados están adoptando una posición más liberal frente a las drogas como la legalización de la marihuana. “Aún están acumulando datos” para conocer el impacto de estas medidas y evaluó que “en un sentido es un experimento”. Se excusó de dar una opinión porque, adujo, “los datos disponibles aún avalan distintos argumentos”. También explicó que a pesar de las legislaciones adoptadas por estados como Colorado y Alaska las drogas son un “producto prohibido por la ley federal”.



Aurelio Tomás