POLITICA CRÍTICA

Rogelio Frigerio: "Cristina es un problema para el peronismo"

El ministro del Interior opinó sobre el papel de la expresidenta dentro de ese espacio político. "Retrasa la posibilidad de una renovación", advirtió.

CFK pidió anular su procesamiento por
CFK pidió anular su procesamiento por "asociación ilícita" Foto:Pablo Temes

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó este viernes que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner "hoy es un problema para el peronismo" porque "retrasa la posibilidad de una renovación" dentro de ese espacio político. Además se refirió a la gestión de Mauricio Macri.

"Cristina hoy es un problema para el peronismo, dentro de lo que escucho de dirigentes de ese sector, porque retrasa la posibilidad de una renovación y que otros dirigentes de ese partido político empiecen a tener liderazgo", manifestó el funcionario durante una entrevista radial.

A su vez reclamó que la Justicia "resuelva rápido" la situación procesal de la ex jefa de Estado, ante las distintas causas que enfrenta, según consignó la agencia DyN.

"No siempre el presidente está al tanto de lo que hacen funcionarios menores y otras veces sí, pero es la Justicia la que tiene que resolver cuál es la responsabilidad que le compete" a la exmandataria, completó el titular de la cartera del Interior.

"Con la obra pública se crearon muchos hechos de corrupción en el último Gobierno", pero en la actualidad se hace "una revolución en términos de transparencia en la obra pública", agregó.

En otro contexto, Frigerio elogió a la diputada nacional Elisa Carrió porque "sin ella no hubiéramos podido armar" Cambiemos, al que calificó como "el espacio más importante de la política argentina". 

Asimismo reconoció que "los primeros meses del año no fueron fáciles" ya que "hubo mucha tensión en la calle", al tiempo que juzgó que hubo algunas protestas "que tenían razones válidas y otras que tenían el sentido de perjudicar al Gobierno". 

Sin embargo remarcó que el presidente Mauricio Macri "siempre tuvo bien claro cuál en el norte que fijamos para la Argentina".  Y opinó que la marcha oficialista del 1 de abril "sirvió para demostrar que no hay una sola campana, que hay mucha gente que apuesta con este proceso de cambio, este proceso de transformación de la Argentina". 

"Esta movilización marcó un antes y un después no sólo para nosotros, para sentir ese apoyo, esa palmada en el hombro, sino para muchos sectores de la oposición que vieron que la mayoría de los argentinos están dispuestos a salir a para defender este proceso de cambio", concluyó Frigerio.