POLITICA PEPSICO

Para Pablo Moyano "hay sindicalistas en estado vegetativo"

El dirigente de Camioneros criticó la falta de respuestas de algunos gremios ante los despidos.

Pablo y Hugo Moyano.
Pablo y Hugo Moyano. Foto:DyN

El dirigente del gremio de camioneros y de la CGT Pablo Moyano aseguró este viernes que hay sindicalistas que se encuentran en estado "vegetativo", ya que consideró que no reaccionan con medidas de fuerza ante las políticas del gobierno, y no descartó un adelantamiento de la marcha convocada por esa central obrera para el próximo 22 de agosto. "Dormidos creo que no, deben estar vegetativos", sostuvo Moyano cuando se le preguntó por la falta de reacción de dirigentes sindicales de la CGT ante medidas del gobierno.

Moyano, en declaraciones a radio FM La Patriada, se mostró disconforme con la fecha puesta por la central obrera para una manifestación y destacó: "Vamos a tratar de que la movilización sea antes, pero no queremos que ningún político vivo quiera aprovechar esta situación".

De todas formas, criticó a un grupo de gremialistas porque "iba a haber una marcha el 7 de agosto", seis días antes de las elecciones primarias, pero "la señora expresidenta (Cristina Fernández) retó a tres dirigentes gremiales", ya que temía que esa acción la perjudicara en los comicios, "y levantaron la marcha", dijo en referencia a Sergio Palazzo, Horacio Ghillini y Héctor Amichetti.

Marcha y debate

En la marcha que planea la CGT habrá "muchísima gente" por lo que puede producirse "un incidente" y se busca evitar "que ningún dirigente salga beneficiado", argumentó. La manifestación del 22 de agosto fue lanzada ayer por la CGT, tras el violento desalojo a los trabajadores que quedaron sin empleo de la empresa Pepsico. Cuando se le advirtió a Moyano que para entonces habrá pasado más de un mes, destacó: "Somos 35 en el Consejo Directivo (de la CGT) y ayer el que planteó la movilización fue el moyanismo, que somos 14".

"Estos debates tenemos dentro de la CGT, lo importante es que se tomó una decisión, ojalá que se pueda adelantar para que el gobierno de una vez por todas se dé cuenta de que esta política económica está destruyendo los salarios, los puestos de trabajo", remarcó.

Por otra parte, defendió la postura de la CGT ante el conflicto de Pepsico al manifestar que él mismo atendió a los delegados en la Secretaría Gremial de la central obrera y "apoyó una acción en una empresa" vinculada con esa firma. Moyano instó a "frenar el plan de ajuste" del gobierno "a través del voto" en las elecciones de octubre y "resistiendo en la calle con movilizaciones y medidas de fuerza que seguramente se van a ir profundizando".

"Estoy convencido que si gana en octubre el oficialismo se va a venir más ajuste, más represión", subrayó. En esa línea consideró que "la única forma en que el gobierno puede justificar los ajustes" es "a través de los despidos, las suspensiones y, en este caso, cuando hay un reclamo legítimo (como el de Pepsico), de la represión".