POLITICA


Paro sorpresivo en la línea D de subtes

No funciona por una medida de fuerza gremial. Los delegados no descartan paros adicionales en otras líneas.

Nuevos problemas para los usuarios del subte.
Nuevos problemas para los usuarios del subte.
Foto:Cedoc Perfil

La línea D de subtes, que une las estaciones Catedral, en el microcentro porteño, y Congreso de Tucumán, en el barrio de Belgrano, no funciona esta mañana por una sorpresiva medida de fuerza gremial que los trabajadores analizan extender a otros ramales.

Según los metrodelegados, la protesta -que originaba también demoras en la línea C (Constitución-Retiro)- se sustentaba en "persecuciones" por parte de la empresa concesionaria, Metrovías, contra un grupo de trabajadores, la "violación" de "un sistema de promociones y ascensos" y el resultado de un concurso para tomar nuevo personal denunciado como irregular, entre otras demandas.

Metrovías, en tanto, manifestó que los representantes de los empleados "solicitan la incorporación como conductores de personas que no cumplen con los requisitos mínimos ni la idoneidad que demanda esa tarea", y también que se exige el pago de "un bono de fin de año".

"Hoy a las 11 nos vamos a sentar en una conferencia de prensa y vamos a anunciar medidas de protesta en todas las líneas", sostuvo el delegado de la línea D Roberto Pianelli. Además, aseguró que "la empresa viene tomando medidas arbitrarias, persecuciones", como por ejemplo haber sancionado a cinco conductores de la línea C que dejaron sus puestos, todos juntos, para ir a donar sangre.

Según Pianelli, además "tenemos un sistema de promociones y ascensos" que Metrovías "se ha encargado todo el tiempo de violarlo. Hay una cantidad de anomalías que se vienen generando hace tiempo: no es un tema (por el que se para), es una acumulación de temas". "Cuando alguien llega a esta instancia, es porque no tiene otra alternativa. Si tenemos que hacer autocrítica, es haber esperado hasta este momento. (Metrovías) no tiene ninguna intención de resolver los problemas", prosiguió.

En tanto, Lucía Ginzo, vocera de la compañía, dijo a radio Continental que "los metrodelegados no están de acuerdo con los conductores seleccionados en un concurso que se está realizando", y agregó que el paro "tiene que ver con el pedido de un bono (de fin de año) que están realizando", para lo cual "las negociaciones están abiertas, activas". "Creemos que (el reclamo de una compensación salarial) es el motivo de fondo de estas afectaciones de servicio", prosiguió Ginzo, quien destacó que los empleados que dejaron sus puestos supuestamente para donar sangre "se ausentaron sin aviso y sin autorización".

La vocera precisó que "hay un procedimiento interno" para ese tipo de situaciones, que "ellos no cumplieron ni avisaron. Generaron una repercusión en el servicio".

Asimismo, Metrovías añadió, mediante un comunicado, que la medida de fuerza "es llevada adelante por representantes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, quienes solicitan la incorporación como conductores de personas que no cumplen con los requisitos mínimos ni la idoneidad que demanda esa tarea". "Por su parte, la línea C registra demoras debido a un conflicto gremial que protagoniza la misma representación en disconformidad por las suspensiones aplicadas a empleados", se destacó en referencia al caso de los donantes.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • paro en el subte
  • Línea D
  • metrodelegados
  • conflicto gremial
  • sistema de ascensos