POLITICA EL CONFLICTO DEL CAMPO


Partidos opositores y los ruralistas buscarán reunir un millón de firmas contra las retenciones móviles

Fue el encuentro político de mayor peso logrado por los dirigentes del agro. Hubo duros discursos y acordaron seguir "en contacto".


Foto:“La información del Gobierno fue correcta, yo investigaría a Bonfatti", lanzó.
Los principales partidos opositores dieron hoy respaldo a las cuatro organizaciones rurales que protestan contra la política agropecuaria del gobierno nacional en un acto en el Senado, donde se comprometieron a reunir un millón de firmas para impulsar una iniciativa parlamentaria a favor de la anulación de las retenciones móviles. Fue el encuentro público de mayor dimensión promovido por las agrupaciones opositoras desde el surgimiento de la protesta agraria. El acto fue convocado por los bloques de la Unión Cívica Radical, el ARI, el justicialismo disidente, el Partido Socialista, el PRO, y partidos provinciales, al que concurrieron los titulares de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías; de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, y representantes de la Federación Agraria y de Coninagro, así como también el dirigente entrerriano Alfredo De Angeli. Los legisladores y los integrantes de las organizaciones del campo se distribuyeron en torno de una amplia mesa dispuesta en el centro del salón Azul del Congreso, y alrededor suyo se ubicaron centenares de personas que desbordaron el lugar. Durante el encuentro, que se inició a las 18, expusieron los radicales Gerardo Morales, Ernesto Sanz y Oscar Aguad; por la Coalición Cívica, Adrián Pérez y Eugenia Estenssoro; el socialista Rubén Giustiniani, el macrista Federico Pinedo, además del ex presidente Adolfo Rodríguez Saá y la senadora Hilda González de Duhalde, entre otros. Una de las propuestas más llamativas fue el pedido de la esposa del ex presidente Eduardo Duhalde, quien sostuvo que el estancamiento de las negociaciones entre el gobierno y la dirigencia agraria obligaba a buscar "un mediador" para destrabar la situación, y propuso que esa función sea asumida en la Corte Suprema de Justicia. El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, criticó la ausencia de legisladores oficialistas, "porque estos problemas lo padecen todos los habitantes del país", al tiempo que rechazó las acusaciones de ser culpables del desabastecimiento y del aumento de los precios, mientras agregó que ambas cosas eran imputables a "las malas políticas del gobierno nacional". Sostuvo que "la negociación es un camino que debemos cumplir, pero no volveríamos a tropezar en la misma piedra", por lo que reclamó que las propuestas que presente el gobierno las haga en forma pública para que la opinión pública se entere de los contenidos y sepa hacia dónde vamos". Por su parte, Miguens, de la Sociedad Rural, sostuvo que "hoy el ciudadano común ve al campo de una manera distinta y ha comprendido la justicia del reclamo, porque fue el protagonista de la salida de la crisis del país". A su turno, el vicepresidente de la Federación Agraria, Pablo Orsolini, afirmó que reuniones como las que estaban participando era el "comienzo de la recuperación de la institucionalidad del país" y expresó que si el Congreso hubiera sido sensible a las demandas del cambio desde comienzos de la década, "muchos problemas vinculados con la concentración no se hubieran producido". Sin embargo, la intervención más celebrada con aplausos fue el discurso del dirigente entrerriano Alfredo De Angelis, quien dijo que "parte de la culpa de lo que pasa la tienen los legisladores que votaron los superpoderes, que ahora nos está costando tan caro". Cuando le llegó el turno a los dirigentes políticos, el senador radical Gerardo Morales atribuyó la situación de conflicto "al modelo de poder que inició el oficialismo con los superpoderes, con los que quiso desinstitucionalizar el país y desmovilizar el Congreso". Morales afirmó que existía consenso en los partidos opositores para proponer un proyecto de ley para derogar la resolución 125 que estableció las retenciones móviles y la suscripción de un millón de firmas de apoyo a la medida. Y reclamó el respaldo de los gobernadores justicialistas para que "pongan los legisladores necesarios" para que se consiga los votos suficientes. El titular del bloque de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, pidió la eliminación de las retenciones para las carnes y los lácteos junto a una medida de promoción al sector ganadero y tambero y atribuyó al oficialismo parlamentario que el Congreso no se haya pronunciado a favor de los reclamos del agro. Fuente: DYN

Redacción de Perfil.com