POLITICA CONGRESO DEL PARTIDO JUSTICIALISTA

Pese al pedido de CFK, ninguno baja su candidatura

Zannini llevó al encuentro el mensaje de Cristina: achicar el número de postulantes. Todos coinciden pero no planean renunciar.

Foto:Pablo Cuarterolo

Esta vez, el mensajero fue Carlos Zannini, el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia. Se presentó como el “portavoz de un afectuoso saludo de la Presidenta” y luego advirtió: “No se trata de hacer lo que uno quiere, tenemos que elegir la fórmula de las PASO lo más acotada posible”.

Así, la Casa Rosada reiteró el aviso que ya dio la propia Cristina Kirchner: la oferta de los cinco precandidatos a presidente y los 12 postulantes para la gobernación bonaerense deberá reducirse.

Ayer, todos los aspirantes coincidieron con el pedido de la mandataria, pero casi ninguno se hizo cargo del mensaje y aseguraron que siguen en carrera. “Los melones se acomodan cuando el carro comienza a andar”, decía el candidato a la gobernación Julián Domínguez, mientras que el postulante a la presidencia, Florencio Randazzo, disparaba: “Al que le quepa el sayo que se lo ponga”.

El también aspirante a la gobernación Diego Bossio aseguraba que “el peronismo debe tener aquellos candidatos que tengan competitividad”, y Agustín Rossi (candidato presidencial) admitía que “tener cinco precandidatos a presidente parece excesivo y tener 12 precandidatos a gobernador, también”. Patricio Mussi sí se mostró dispuesto a ceder. Se autodefinió como “un soldado, a diferencia de algunos compañeros que dicen que van a ser sí o sí”.

Lejos de los micrófonos, en las carpas del Congreso Partidario realizado ayer en Parque Norte, sobraban los candidatos que daban fuera de carrera a alguno de sus competidores y aseguraban, que, en cambio, ellos tenían la venia de la Presidenta para continuar.

Además de Zannini, Oscar Parrilli (titular de la Agencia Federal de Inteligencia) llevó el mensaje de reducir la cantidad de candidatos: “El pedido de la Presidenta fue transparente, público y muy claro. El peronismo puede ofrecer una cantidad de candidatos muy importante y eso es una fortaleza”, le dijo a PERFIL e inmediatamente agregó: “En el FpV hay racionalidad y compromiso militante de todos y tenemos que saber que podemos ser peón, alfil o torre”.

Por su parte, Daniel Scioli prefirió no hablar de sus compañeros de fórmula. Repasó que él inició su carrera política con una interna en Capital Federal y sobre sus sucesores en la gobernación aseguró: “Faltan cuarenta días para las definiciones, en estas últimas semanas hubo movimientos y todos están haciendo un gran esfuerzo. Hay tiempo todavía”.

En lo formal, los más de 900 congresales del Partido Justicialista aprobaron ayer la conformación de un frente electoral por el cual el oficialismo va a presentar candidatos en las próximas elecciones. En la presentación de los dirigentes, el aplausómetro llegó a su máximo nivel cuando se mencionó a Scioli.

 

Volvió Moreno

Guillermo Moreno dejó el bajo perfil de sus viajes fugaces al país para participar ayer del congreso del PJ. El ex secretario de Comercio que ahora es agregado comercial en la embajada en Roma llegó a Parque Norte para votar la conformación de alianzas del peronismo. Tal como contó PERFIL, empresarios cercanos al dirigente aseguran que en estos últimos meses le pidieron a Moreno que no se volviera a instalar en Argentina para no generar polémica. Aquí, Moreno podría afrontar serios problemas judiciales por el caso de abuso de autoridad por multar a consultoras que medían índices de inflación en paralelo al Indec. Ayer se rodeó de militantes y fue uno de los más solicitados entre los congresales para sacarse una selfie.



Rosario Ayerdi