POLITICA HABLÓ FRANCISCO CABRERA


Piden a los empresarios que no despidan durante “60 u 80 días”

El ministro de Producción criticó a los empresarios y admitió estar "desilusionado y enojado". Qué opinó de la ley antidespidos.


Foto:Presidencia

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, aseguró el sábado que a partir de agosto la inflación dejará de ser un “tema preocupante” en el país porque “necesariamente va a bajar”, cuestionó a los empresarios y les pidió que se comprometan a no despedir gente por los próximos meses.

Cabrera sostuvo que “la inflación castiga y hace sufrir a millones de familias” pero apuntó que las “verdaderas causas” del alza de precios “tienen que ver con decisiones que tiene que tomar el Gobierno, que heredó una situación que está corrigiendo”, consignó DyN.

La voz del ministro se crespó también para transmitir el enojo oficial con los hombres de negocios. Cabrera dijo que  hoy que se siente “desilusionado” y “enojado” con los empresarios por la suba de precios, al tiempo que les pidió que se comprometan a “que digan que durante 60, 70 u 80 días no van a despedir a nadie”, como una alternativa al proyecto de ley que impulsa la oposición para prohibir las cesantías.

“Nosotros creemos que ante una ley de antidespidos que consideramos defectuosa, porque no va a cumplir con los objetivos que se plantea sino que va a hacer lo contrario, les pedimos a los empresarios que una forma de generar un impacto sobre quienes toman estas decisiones es tener algo que decir”, sostuvo Cabrera de cara al debate que motoriza la oposición en la Cámara de Diputados.

Cabrera aseveró que la inflación se reducirá a través de “una situación fiscal controlada, con una emisión del Banco Central baja respecto de su base monetaria y un gobierno disciplinado que diga que si el déficit fiscal va a bajar de 7,1 a 4,8, se haga”. “Le diría a la gente que no se preocupe respecto del tema inflacionario porque ése no va a ser un tema preocupante a partir de agosto y septiembre, necesariamente la inflación va a bajar”, aseguró.

Decepción. Consultado respecto de si se sentía desilusionado con los empresarios ante el alza de precios, respondió que “sí” porque el macrismo llegó al gobierno debido a que “la gente quería un cambio de régimen político, y el empresariado se llenó la boca diciendo que esto era lo que se necesitaba”. “Ahora”, apuntó, “cuando hubo que tomar decisiones respecto de hacer esto más fácil para la gente, porque este cambio incluye un cambio de régimen económico y hay tres o cuatro cosas que son definitivas”, como “precios, inversión y empleo”, las “decisiones concretas y compromisos públicos nunca se tomaron”, reprochó.

Por eso, comparó que “el sindicalismo, que tiene la fama de ser uno de los problemas del sistema productivo porque presionan para la suba de los costos, fue muchísimo más maduro y responsable” que el sector empresarial.

De todos modos, reconoció que “el activo más importante son los empresarios argentinos”, por lo que el macrismo, dijo, va a “basar” el “crecimiento” del país “en esos empresarios”.



Redacción de Perfil.com