POLITICA POR ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO


Piden el procesamiento de la esposa de López y la hermana Inés

El fiscal Federico Delgado solicitó también ampliar el procesamiento contra el exfuncionario K. Sospecha que lo encubrieron.


Foto:Télam
El fiscal federal Federico Delgado pidió hoy la ampliación del procesamiento del exsecretario de Obras Públicas, José López. Además solicitó aplicar medidas a la esposa del exfuncionario, dos allegados al matrimonio y una de las monjas del monasterio de General Rodríguez, donde el ahora detenido, intentó esconder 9 millones de dólares.

El requerimiento del funcionario judicial alcanzó a María Amalia Díaz, por "su participación en el supuesto enriquecimiento ilícito de López"; a Andrés Enrique Galera y a Eduardo Ramón Gutiérrez "en su carácter de testaferros" y a "la Hermana Celia Inés Aparicio por el encubrimiento", según consignó la agencia DyN.

En el pedido, Delgado sostiene que "las pruebas que corroboraron la hipótesis de la fiscalía son que Galera fue dueño del terreno de Belgrano 1018, Dique Luján, donde vivía López junto a su mujer, María Amalia Díaz. Esa misma propiedad se la vendió Galera a Eduardo Gutiérrez. Sin embargo, el arquitecto Federico Curcio, entre el 2009 y 2011, se encargó de construir la casa bajo las órdenes" del exvice de Julio De Vido en la cartera de Obras Públicas y su esposa.

"Ya en el año 2008, Galera encomendó al arquitecto que se reuniera con José López y María Amalia Díaz para las ampliaciones y refacciones a encarar en la casa de Dique Luján. A partir de allí, se concretaron reuniones entre el matrimonio y el arquitecto Curcio, incluso en la oficina de López ubicada sobre la calle Lavalle .Hubo un nutrido intercambio de correos electrónicos con el profesional en los que se habla de presupuestos y los gustos personales de López y su mujer", agrega.

En otro fragmento del texto presentado indica: "La fiscalía solicitó al Señor juez que le recibiera declaración indagatoria a la Hermana Celia Inés Aparicio (conocida como la “Hermana Inés”), por la colaboración que le brindó a López la noche en la que este último fue al Monasterio. Las pruebas que demuestran que lo ayudó a ocultar los rastros del delito son contundentes: las numerosas llamadas telefónicas realizadas entre el exsecretario, su mujer y la Hermana Alba Día de España Martínez Fernández (Madre Alba) durante las horas previas a la llegada de López al Monasterio y las imágenes grabadas por el sistema de seguridad del convento".

El exsegundo de Julio De Vido declaró el jueves en los tribunales de Comodoro Py. Allí, precisó que el dinero que quiso ocultar "salió de la política" y  aseguró que "cuando tenga la fortaleza psíquica y física" dará nombres. A su vez, remarcó que tanto su esposa como las monjas del convento de General Rodríguez no tenían noción de lo que había en los bolsos y que estaban bien escondidos en un cuarto de su habitación de la casa.

Con la colaboración de Emilia Delfino, periodista de diario PERFIL.