POLITICA FUE PRESIDENTE DE LA FUNDACION PENSAR

Piden procesar a ex asesor de Macri por el robo de piezas arqueológicas

Matteo Goretti tenía 59 piezas que fueron sustraídas de un museo cordobés, valuadas en varios millones de dólares. La Justicia lo investiga por robo y encubrimiento.

tesoros. El museo reabrió sus puertas en 2014, tras recuperar varios objetos. Goretti escribió libros sobre cultura prehispánica.
tesoros. El museo reabrió sus puertas en 2014, tras recuperar varios objetos. Goretti escribió libros sobre cultura prehispánica. Foto:Gza. La voz del interior

Cuando hicieron el allanamiento en uno de los domicilios de Matteo Goretti, encontraron muchas piezas arqueológicas que parecían ser las robadas del Museo Ambato. Sólo se llevaron 59 porque el ex presidente de la Fundación Pensar (la usina de ideas del macrismo) los convenció de que las otras no tenían nada que ver con las que buscaban.

Pero los funcionarios judiciales fotografiaron todo.

Poco después, los peritos vieron las imágenes de lo que no habían secuestrado y confirmaron que también eran parte de la colección robada, valuada en varios millones de dólares en el mercado negro. Los funcionarios judiciales volvieron por los platos y vasijas pero ya no estaban. Ese hecho, junto a otros indicios, será tomado en cuenta por el fiscal Enrique Senestrari para pedir su procesamiento por robo de bienes culturales y encubrimiento agravado.

Es el único imputado pero alguien lo ayudó en todo eso. Por ejemplo, alguien lo ayudó a mover las piezas entre el allanamiento y el regreso del personal judicial para recoger las piezas que faltaban. Eso muestra que Goretti sabe lo que hace y tuvo una conducta de esconder elementos. Y aquí no hablamos del valor económico de esas piezas, hablamos de su valor cultural”, señaló Senestrari en diálogo con PERFIL y destacó la asistencia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), que acompañó su investigación.

La ley de Protección de Patrimonio Cultural (25.743), sancionada en 2004, establece que la tutela sobre los bienes arqueológicos y paleontológicos la ejerce el Estado nacional. Los coleccionistas que tengan bienes de ese tipo deben registrarlos ante un ente de aplicación y deben informar dónde los guardan. Si los trasladan de depósito, también deben informar al Estado. El objetivo es evitar el tráfico. Por eso, el traslado sin aviso llamó la atención del fiscal.

Investigación. La causa comenzó en 2008, con la denuncia que realizó la Asociación Civil Amigos del Museo Ambato, conformada por vecinos de La Falda, Córdoba. Pero tuvo un giro en abril de 2012, a partir de la información surgida de algunas escuchas telefónicas, que permitieron llegar hasta Buenos Aires y allanar cuatro propiedades de Goretti, que por ese entonces era asesor del Ministerio de Hacienda porteño, vocal de la Fundación Pensar (usina de ideas del PRO y por donde pasaron varios de los principales funcionarios del Gobierno), director de la consultora Nueva Comunicación y sigiloso lobista del Grupo Techint.

En el depósito de Libertad al 800, los investigadores encontraron 59 objetos que eran parte de la colección del museo y que en el mercado negro se pagan hasta un millón de dólares. Esas piezas representaban casi el 10% de las 600 unidades robadas en 2008. Para ese momento, Goretti ya era un experto en la materia: coautor del libro Tesoros precolombinos del noroeste argentino, editado en 2006 por la Fundación Ceppa (Centro de Estudios para Políticas Públicas Aplicadas).

Esa fundación –que lo tiene dentro del Consejo de Administración– está sospechada de haber funcionado como una plataforma para el lavado de activos (al menos 1,3 millones de pesos) previamente sustraídos del gobierno porteño. Por eso, en octubre del año pasado, la fiscal Paula Ochoa imputó por ese delito a Goretti; al entonces ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, y al integrante del Consejo de Promoción Cultural de la Ciudad Facundo De Almeida. El caso llegó a la Cámara Federal porteña, que no dudó de que se cometió un delito pero puso en duda que fuera lavado de dinero y ordenó seguir investigando.

A principios de marzo del año pasado, Goretti logró el sobreseimiento por prescripción en la causa por el robo de bienes culturales pero los querellantes y el fiscal apelaron el fallo del juez federal Ricardo Bustos Fierro. Finalmente, en julio pasado, la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba anuló la resolución, apartó a Bustos Fierro y ordenó seguir la investigación. “La defensa de Goretti dijo que había una persecución política por su relación con Mauricio Macri pero eso es falso. Las piezas robadas estaban en la casa de Goretti”, señaló a este diario el abogado querellante Eduardo Garbino Guerra.

Tesoros de la cultura precolombina

La colección de piezas del Museo Ambato fue donada por Aroldo Rosso, que se dedicó a excavar el Valle de Ambato, en Catamarca. Aunque le faltó rigor científico para exhumarlos en su contexto, Rosso recogió una gran cantidad de objetos de uso doméstico y ritual de una gran cantidad de culturas precolombinas: Ampayango, Totoral, Ayampitín, Tafí, Condorhuasi, Vaquerías, Alamito, Candelaria y Ciénaga, La Aguada (fase Ambato) y San José.

Entre los objetos robados, hay varios de la cultura de La Aguada, que produjo el mayor desarrollo de las culturas agroalfareras del noroeste argentino, alrededor del año 500. Elaboraron piezas en cerámica negra, con formas felinas, y durante ese período se produjo un quiebre en el arte precolombino, atravesado por cambios políticos. “Es una de las mayores muestras de las culturas precolombinas”, definió el arqueólogo Alberto Rex González.



Pablo Waisberg