POLITICA TRAS LA DENUNCIA

Piden que se auditen los gastos del Consejo de la Magistratura

El senador Mario Cimadevilla presentó un informe ante el órgano que elige a los jueces. La Justicia investiga el manejo de fondos.

El avance de la investigación judicial por supuestas irregularidades en contrataciones y licitaciones del Consejo de la Magistratura tensó la relación entre los consejeros y obligó a suspender una reunión que esta prevista para el jueves.

El abogado Ricardo Monner Sans denunció a Mario Fera, camarista laboral y miembro del Consejo, y al administrador general del Consejo de la Magistratura, Germán Krieguer, quien manejaría el 85% del presupuesto total del Poder Judicial “sin control alguno”. Por ello, el juez Daniel Rafecas y el fiscal Patricio Evers avalaron que los peritos de la Corte sean los que determinen “si se cumplió o no con la normativa” en las contrataciones y licitaciones de servicios de la Magistratura, el órgano que elige y controla a los jueces.

Sin embargo, para el senador Mario Cimadevilla, deberían someterse los gastos del Consejo al control de la Auditoría General de la Nación por tratarse del manejo de “dinero público”, como lo pidieron en varias oportunidades los abogados que integran el Consejo.

El miércoles, Cimadevilla presentó un informe basado en las últimas publicaciones de PERFIL y Clarín en relación con las “dudosas contrataciones efectuadas por dicho órgano sin el aval de los restantes consejeros”, que evitó una reunión prevista para tratar nuevos gastos.

Para Cimadevilla se “afecta seriamente el nombre de todos los integrantes”; además, denuncia “montos significativos en relación con los servicios que se contratan”. Detalla que se gastaron $ 21.323.910 para la instalación termodinámica de la Cámara Federal de Córdoba, o gastos por $ 10.792.296 para desratizar y desinfectar diferentes tribunales para el período 2014- 2015, y compara los costos con departamentos de 400 metros cuadrados en Puerto Madero, la zona inmobiliaria más cara de todo el país.

Denuncia que por trabajos de higiene y seguridad en el subsuelo del edificio de Uruguay 714 se gastaron $ 2.878.670. En tanto, por el retiro, provisión e instalación de termodinámica del edificio de la calle Perón 974/90 se gastaron $ 5.092.052,56, entre otros gastos llamativos.



Natalia Aguiar