POLITICA

Pimpinela por 'Carta Abierta', 'montanerismo' por 'montonerismo'

Horacio González, director de la Biblioteca Nacional había pedido que la “próxima política cultural no se base en Ricardo Montaner y los Pimpinelas".

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El “progresismo” de distintos orígenes criticó a Ricardo Montaner y Pimpinela. Pero fue Horacio González, director de la Biblioteca Nacional y miembro de “carta abierta” quien dijo conceptos peyorativos: "Espero que la próxima política cultural no se base en Ricardo Montaner y los Pimpinelas".

Desde hace meses que Horacio González y “carta abierta” intentan menoscabar al proyecto que se viene. Vale aclarar que ni Ricardo Montaner, ni los hermanos Lucía y Joaquín Galán despidieron a los docentes talleristas que viven en las villas de emergencia. Sí lo hicieron funcionarios de “carta abierta” como Ricardo Forster y de La Cámpora, Franco Vitali.

Horacio González del equipo de cultural saliente, dijo que votó a Daniel Scioli "con la conciencia repleta de conjeturas y reticencias" y recomendó que el gobernador omita "las canciones que escucha" en virtud "del respeto a las concepciones culturales más vitales, creadoras y amplias".

Cabe recordar a Horacio González que ni Montaner ni Pimpinela cerraron y ni abandonaros centros culturales en los barrios y en las villas de emergencia. La política cultural en villas fue clausurada por quienes se definen como “populistas”.

¿Es mejor la prosa y los versos de “carta abierta” que los del dúos de Pimpinela o las canciones de Montaner? ¿Desde qué estante de la biblioteca nos habla de gustos, estética y sensibilidad social Horacio González? ¿Son más cultos los progresistas de “carta abierta” que los artistas populares que desprecia?

Pareciera que Horacio González y sus amigos que siguen cantando: “Aquí se queda la clara…” del Che y “La Balsa” de Tanguito y Litto Nebia, al tiempo que subestiman el gusto popular. Estos izquierdistas de café prefieren “los negros” de Cuba y desprecian a “los negros” del conurbano bonaerense.

Gustavo Marangoni uno de los intelectuales más destacados del equipo de Daniel Scioli contestó a Horacio González: "A mí, a Daniel Scioli y a millones de tipos nos gusta Montaner, no pasa nada, no es un tema central de la Argentina, ni se decide el país. Si somos “montaneros” es absolutamente anecdótico. Acá lo importante es que Daniel tiene que ser presidente y todos los que quieran eso tienen que sumarse y dejar de distraer con huevadas".

Acostumbrado al autoritarismo estalinista Horacio González, insiste: “Me gusta mucho más que me aconsejen leer a Shakespeare que me obliguen a escuchar a Ricardo Montaner”. Ignoramos quien puede obligar a alguien a escuchar o a leer un autor u otro en este país democrático. Pero para la lógica de González es así.

Ricardo Montaner y los hermanos Galán que nos acercan a lo popular, federal y latinoamericano mientras que el coro González-Forster-Vitali que prefieren versos en inglés! Es mucho más saludable el “montanerismo” que el “montonerismo” del que añoran algunos.

Tal vez a los “progresistas” de “carta abierta” prefieran seguir los pasos de Julio Cortázar, que decidió mudarse a París, porque los bombos peronistas no le dejaban escuchar los conciertos de Béla Bartók.

* Ex Director del Cabildo y Coordinador cultural de villas de emergencia del Ministerio de Cultura de la Nación, despedido luego de sacarse una foto con Daniel Scioli.



Víctor Ramos (*)