POLITICA DÍAS DECISIVOS

Podrían "partir" la causa Ciccone para procesar antes al vice

Los abogados de Boudou piden que se investigue la "ruta del dinero". El juez quiere resolver su situación en las próximas semanas. La estrategia para adelantar un posible procesamiento.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Cuatro días. 96 horas. 5.760 minutos. Tres formas distintas de medir el tiempo que le queda a la Justicia para que comience la cuenta regresiva hacia un posible procesamiento del vicepresidente de la Nación, Amado Boudou. Es que el próximo jueves 19 termina la ronda de indagatorias que dispuso el juez Ariel Lijo. A partir de ese día el magistrado tendrá diez días hábiles para tomar una decisión.

No está estrictamente obligado a fallar en ese tiempo, pero se descarta que cumplirá con los plazos. Sus secretarios en el juzgado recibieron la orden de aceitar los mecanismos judiciales para que antes de que termine junio –o que a más tardar se atrase apenas unos días– sea resuelva la situación del ex ministro de Economía: “No podés tener mucho tiempo a un vicepresidente indagado sin resolver su situación procesal”, se escuchó esta semana cerca del despacho del juez.

Por eso, un equipo de diez personas (entre secretarios del juzgado y asesores) trabaja a toda velocidad bajo la órbita de Lijo para avanzar con las exigencias de la causa y llegar a cumplir con los diez días hábiles que establece el Código Procesal Penal como plazo máximo para dictaminar un procesamiento o una falta de mérito del vice (se descarta un sobreseimiento).

Los asesores de Lijo apenas interrumpen la intensidad del trabajo para gritar algunos goles en los partidos del Mundial. Llegan temprano al tercer piso de los tribunales de Comodoro Py y se van cuando cae la noche, inédita rutina para el promedio de otros juzgados federales, que cierran después del mediodía, como los bancos.

Hay fuertes motivos para trabajar contrarreloj. En el tercer piso de Comodoro Py, donde está el Juzgado Federal Nº 4 que lleva la causa Ciccone, detectaron un cambio de estrategia en la defensa del vicepresidente. Creen que sus abogados buscan dilatar un eventual procesamiento de Boudou obligando al juez a que investigue en detalle la famosa “ruta del dinero”, es decir, los actores que participaron de la ingeniería financiera para fondear The Old Fund, la empresa que se quedó con Ciccone.

Para investigar esa ruta, el juez debería –por ejemplo– ordenar una serie de procedimientos que llevaría varios meses, como pedidos de exhortos internacionales. Pero el magistrado ya podría estar tejiendo una cantidad de procedimientos para que la pesquisa sobre “la ruta del dinero” no interrumpa una inminente resolución de la situación de Boudou.

Algunos magistrados que comparten el piso con Lijo lo escucharon plantear por lo bajo la posibilidad de “partir” la causa en dos. Una con la “ruta del dinero” y otra en la que se apunte al rol particular del vicepresidente y su entorno, acusado de negociaciones incompatibles con la función pública. “La investigación por ‘la ruta del dinero’ no tiene nada que ver con Boudou, no influye en su situación”, analiza un magistrado que tuvo acceso esta semana a la causa.

Mientras el vice niega su relación con Alejandro Vandenbroele y sus abogados pidieron nuevas pruebas porque consideran que la investigación tiene “vicios procesales”,  Lijo podría desdoblar la causa para avanzar con los mecanismos que terminarían en un juicio oral y público.

El jueves pasado, el magistrado solicitó una serie de medidas para develar el origen de los fondos, las empresas intervinientes, y la capacidad financiera de los actores de la causa. Además, solicitó informes a varios organismos y llamó a indagatoria a Guido Forcieri, ex jefe de asesores legales del vice en el Ministerio de Economía, luego de que el funcionario de la AFIP, Rafael Resnick Brenner lo nombrara como el nexo con Boudou y “encargado” de las negociación –en edificios públicos– junto a José María Núñez Carmona. Este último está fuera del país y deberá presentarse el jueves 19 para ser indagado. Si ofrece  excusas, Lijo pedirá su captura internacional. Una prueba más de que está apurado para tomar una decisión.  El testimonio de Brenner fue, en palabras de los investigadores, una “bomba atómica” para Amado Boudou. El fiscal de la causa, Jorge Di Lello, lo describió como “esencial”.

Fue una pieza más del rompecabezas que terminará de configurarse en las próximas horas. Será difícil que el vicepresidente lo logre desarmar.

Presidente por un día

El vicepresidente, Amado Boudou, quedó a cargo del Poder Ejecutivo apenas por unas horas porque la presidenta Cristina Kirchner viajó ayer a Bolivia a la cumbre del G-77 más China y expondrá hoy por la mañana ante los mandatarios que participan del evento.

Según fuentes oficiales, está previsto que CFK regrese hoy por la tarde a la Argentina por lo que Boudou sólo estará aproximadamente un día al frente del Gobierno.

La situación judicial del vice es complicada, pero todavía la Justicia no determinó su situación procesal por lo que apenas está siendo investigado en el marco de la causa Ciccone.  

Inicialmente el juez Lijo dispuso que el vice vaya a los tribunales a dar explicaciones el 15 de julio, justo cuando la Presidenta viaja a la cumbre de los Brics en Fortaleza. Y Amado debía ser indagado mientras estaba a cargo del Ejecutivo.

Pero finalmente y luego de un pedido de la defensa, la indagatoria se adelantó.



Lucas Morando