POLITICA MEDIO AMBIENTE

Polémica por el gasto presupuestario de Bergman: ¿Lo subejecutó?

Las cifras del ministro encargado del programa del Manejo del Fuego aseguran que se invirtió casi la totalidad, pero las de Modernización y de la oposición lo contradicen.

Foto:DyN

El impacto de los incendios e inundaciones que llevan días en distintas partes del país provocó la crítica inmediata contra el ministro de Medio Ambiente de la Nación Sergio Bergman, quien este jueves se lo escuchó por primera vez en medios radiales al informar sobre el complicado cuadro de situación vivido en la provincias.

En medio de la polémica por las acusaciones de la oposición por presunta inactividad del ministro Bergman, desde el ministerio explicaron a este medio que es responsabilidad de las provincias convocar a la Nación en caso de necesitar ayuda para controlar o combatir focos ígneos.

El programa en particular que se encarga de destinar fondos a las acciones vinculadas con los siniestros del fuego se llama Sistema Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), y sobre éste recayeron todas las miradas.

Subejecutaron el presupuesto para el Sistema Nacional de Manejo del Fuego, gastando solo el 51%. Ahí están los aviones hidrantes que faltan”, criticó en Twitter la senadora nacional Magdalena Odarda (CC-ARI).  A la par, el diputado nacional kirchnerista por Río Negro Martin Doñate pidió la renuncia de Bergman.

PERFIL consultó la base de datos abierta y pública del Ministerio de Modernización, en la web en donde se publica información presuntamente de forma actualizada, y las cifras allí difundidas coinciden con las denuncias de miembros de la oposición, sin embargo los conceptos difieren levemente. Los datos, corroborados en su actualización con miembros de la cartera dirigida por Andrés Ibarra, señalan que del presupuesto anual de 449 millones destinado al SNMF se “devengó” en todo 2016 sólo el 51,46%.

Desde el punto de vista contable lo “devengado” no es específicamente sinónimo de “gastado” o “invertido”, según lo consultado por este medio a expertos del tema. Se trata de un monto comprometido con un gasto pero que aún no necesariamente fue pagado, lo que no implica que la operación de compra de equipos -por ejemplo- no haya sido realizada. Pero más allá de esta complejidad técnica, la cifra de todas maneras se muestra, como mínimo, escueta ante los ojos de quien se acerque a la inmensa planilla del presupuesto nacional.

Ante este escenario, PERFIL se comunicó con el ministerio de Medio Ambiente y desde allí desmintieron la información al asegurar que tanto las cifras de Modernización como las publicadas por el ministerio de Economía se encontrarían "desactualizadas".

En lo que respecta al presupuesto inicial para todo el ministerio, las cifras sí coinciden en tanto lo informado por Modernización como desde Medio Ambiente: cerca de 1900 millones de pesos (al presupuesto inicial de 1555 millones se le debió adicionar una partida extra de cerca de 350 millones). En este caso “la ejecución alcanza al 80% pero porque aún hay procesos licitatorios en marcha”, explicaron fuentes cercanas a Bergman. “Del presupuesto inicial original se ejecutó el 95% al momento de pedir la ampliación”, detallaron.

En cuanto al programa de Manejo del Fuego, “el presupuesto inicial fue de 203 millones de pesos, los cuales aumentaron a 308 tras una ampliación. De este total se ejecutó el 90%”, ratificaron en contraposición a las acusaciones recibidas en las últimas horas.

En una de sus últimas presentaciones ante el Senado, el jefe de Gabinete Marcos Peña defendió la gestión de Bergman y, entre otras cosas, aseguró que al ministro se lo sacó de contexto al citar la frase que sostenía que para prevenir incendios “lo más útil es rezar”.

Más allá de esto, en la pregunta 53 que Peña entregó por escrito a los senadores demandantes de información, el ministro coordinador respondió: “Pese a las restricciones presupuestarias, no solo se mantuvo sino que se sostendrá el presupuesto del Manejo Nacional del Fuego que ya se había incrementado a comienzos de este año. El rol del Manejo del Fuego es el de asistir en apoyo logístico y aéreo y con recursos al combate de los incendios forestales rurales y de interfase. Por eso nos parece importante mencionar lo que encontramos al asumir el gobierno: el Sistema estaba carente de procedimientos, orden y organización. No existían relevamientos fidedignos en cuanto a la totalidad del patrimonio de elementos y móviles. Un ejemplo de ello fue la imprevisión y la tardía reacción durante el grave incendio en Cholila en el verano de 2015 donde se quemaron más de 40 mil hectáreas de bosques nativos”.

Y agregó: “De las 107 autobombas existentes a diciembre de 2015, un 35 por ciento se encontraban fuera de servicio. Las mismas ya fueron reparadas y reincorporadas”.

Por último mencionó: “El Servicio Nacional de Manejo del Fuego cuenta actualmente con la contratación de 18 aviones hidrantes y 5 aviones observadores (…). Para el año 2017 se prevé un incremento de contratación de aeronaves para llegar a 24 aviones hidrantes”.

De momento, Bergman auguró que los incendios podrían ser controlados en los próximos días. El incendio en La Pampa, que desde sus inicios quemó 680 mil hectáreas, registra tres focos activos y sin control en el sudoeste. Por su parte, Vidal informó este viernes que “todos los focos de la provincia de Buenos Aires están controlados”.